Niñas y niños por un trato equitativo en la escuela

“Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida,
mientras hace daño en otro.
La vida es un todo indivisible”.
Mahatma Gandhi.

Foto: redpublica.com.mx

 En marzo no solamente se conmemora el día internacional de la mujer, sino es un mes que nos recuerda que mujeres y hombres (no importando nacionalidad, condición, cultura, religión), tenemos el compromiso y obligación de colaborar en la construcción de una sociedad más equitativa y justa. La escuela es un espacio que no es ajeno a esta labor y lucha incansable. Al respecto se abren algunas interrogantes ¿Cómo se arropa a la equidad desde la Cultura de la Legalidad? ¿Qué piensan los actores escolares respecto a la equidad? ¿Cuál es su trabajo? ¿Qué acciones se ponen en marcha dentro de la escuela para que sea un espacio más equitativo.

La promoción de la equidad dentro de la escuela desde un marco de Cultura de la Legalidad, forma parte de los principios de la misma al exigir condiciones de igualdad y justicia entre las personas que conviven, en este caso, dentro de la escuela. Según López y Chávez (2004, p.40), la igualdad es un valor que señala que cada persona posee los mismos derechos y las mismas obligaciones; y la justicia, a pesar de ser un concepto complicado por definir, tiene una relación directa con la igualdad al establecer condiciones equitativas entre las personas, y en otro sentido, responde al respeto a la leyes y normas de convivencia social. A partir de estas conceptualizaciones, entendemos que en cualquier ámbito de la vida de las personas, ha de asumirse una postura coherente ante estos principios. En la escuela, estos dos principios han de vivirse a diario, para así favorecer el ambiente escolar en pro de una convivencia escolar proactiva.

El Informe nacional sobre la violencia de género en la educación básica en México (UNICEF y SEP, 2009, pp.66-67), reporta que 17.6% de las y los docentes mencionan que tratan con igualdad a niñas y niños. Por encima de esto, hay elementos que muestran una relación distinta de la relación de las y los docentes con sus alumnas y alumnos, por ejemplo, más del 40% de las y los docentes señalan que las niñas son más responsables y sensibles que los niños, y 32.1% los docentes (hombres) dicen que se entienden mejor con los niños por ser hombres. A la luz de estas cifras, es importante voltear a ver qué pasa a diario en el aula y el resto de los espacios de la escuela sobre el trato diferenciado entre pares (niñas/niños), y entre niñas/niños- docentes, y de qué manera influye esto en el ambiente escolar, y posiblemente en el desempeño académico.

Este mismo Informe indica que a pesar de que hay avances respecto a la igualdad, la no discriminación y el respeto a los derechos humanos de las mujeres dentro de la escuela, aún existe una brecha importante entre el reconocimiento y aspectos culturales que poseen los actores educativos.

Según el Informe, algunas tareas para seguir trabajando y analizando son las siguientes (Ibíd., pp. 161-163):

  • Promover habilidades sociales al alumnado.
  • Trabajar el tema de masculinidad.
  • Identificar y supervisar espacios escolares de riesgo.
  • Generar una cultura de no violencia.
  • Capacitación docente.
  • Enriquecer contenidos curriculares.
  • Analizar y enriquecer los libros de texto.
  • Implementar la educación sexual.
  • Identificar las buenas prácticas.
  • Revisar los marcos de convivencia (reglamentos escolares).
  • Respeto a los acuerdos de convivencia.

Finalmente, los actores escolares alumnos (as), docentes, directivos (as), familias y resto del personal, tienen como tarea principal el “mirar con lentes de género” (SEP, 2011, p.200) para reflexionar en torno a las distintas situaciones que se presentan en lo cotidiano desde un enfoque de género en marco de una Cultura de la Legalidad, donde se visibilice a cada una de las alumnas y los alumnos, brindando las mismas condiciones de igualdad para todas y todos.

 Adela Lizardi Arizmendi, Supervisora Sector Escolar – CL

 Programa Cultura de la Legalidad.
México Unido Contra la Delincuencia, AC.

Bibliografía:

  • López, Antonio y Chávez, Concepción (2004). Cultura de la Legalidad, Respetemos las leyes para vivir mejor. México, Ed. McGrawHill.
  • Secretaría de Educación Pública (SEP) (2011). Equidad de género y prevención de la violencia en secundaria. México, Ed. SEP.
  • UNICEF y Secretaría de Educación Pública (SEP) (2009). Informe nacional sobre la violencia de género en la educación básica en México. México, Ed. UNICEF y SEP.
  • Foto: www.redpublica.com.mx
Esta entrada fue publicada en Cultura de la Legalidad, Escolar. Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a Niñas y niños por un trato equitativo en la escuela

  1. Pingback: Ágora. Discurso persuasivo | Someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *