La ilegalidad en nuestro día a día. ¿Tenemos hacia dónde ir?

La cultura de la legalidad, no es una especie de varita mágica que revertirá todo, pero sí es una materia de oportunidad para encontrar desde nuestra vida cotidiana una manera en que los individuos se asuman como agentes de cambio

Fuente: Observatorio Nacional Ciudadano / El Universal

ileteEn México se ha vivido desde tiempos remotos en una idea permeada de dichos, frases o refranes, no muy positivos, que retratan las acciones realizadas por las sociedad de forma cotidiana; lo cual no quiere decir que toda la sociedad sea igual. Aseveraciones como: ‘el que no tranza no avanza’, ‘a mí que me pongan donde hay’, ‘hay que ser cochinos pero no trompudos’, ‘que roben, pero que dejen robar’, ‘que lloren en su casa y no en la mía’, entre otras tantas, hacen creer falsamente que el mexicano es ventajoso por naturaleza. Esto simplemente es parte del imaginario colectivo, que no se materializa en las acciones de todos por igual, pero que sí habla de cómo la ilegalidad ha permeado ámbitos muy primitivos en el accionar de las relaciones en la convivencia social.

Y cuando se piensa en ilegalidad, no hay que ir muy lejos, o indagar en mediciones internacionales sobre prácticas ilegales, o la corrupción en las instituciones y en niveles de poder y riqueza ajenos al común denominador de los mexicanos. Basta ver alrededor de la vida cotidiana, para dar cuenta de lo que ocurre: por ejemplo, hombre y mujeres copiando en los exámenes, engañando para recibir beneficios, escondiéndose del abonero para no pagar, pidiendo el famoso brinco (pagando una módica cantidad) en las estaciones de verificación para pasar tan ‘complicado trámite’, pagando coyotes para la obtención de un documento oficial, pasándose el alto para llegar ‘antes’, haciendo doble, triple y hasta cuarta fila para entrar, o dar vuelta en una vialidad, comprando películas y discos de baja calidad a precios ‘bajos’, consiguiendo entradas a eventos deportivos, musicales, culturales y hasta religiosos en reventa, pagando boletos del metro más caros para no hacer fila, cruzando por debajo de puentes peatonales, ‘para evitar la fatiga’, pasando altos en rojo, utilizando carriles confinados para el transporte público para avanzar en horas pico, llevándose artículos de papelería de las oficinas…

En fin, se podrían numerar una serie de actos que se comenten todos los días, por un sinnúmero de personas en nuestro país, sin creer que esto sea un acto de ilegalidad que afecte a alguien más, y mucho menos a la sociedad en su conjunto.

Nota completa: http://beta.eluniversal.com.mx/blogs/colectivo-del-observatorio-nacional-ciudadano/2015/07/1/la-ilegalidad-en-nuestro-dia-dia#.VZQRx13vexk.facebook

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

¿Qué es lo más importante para ser el mejor profesor?

Un informe establece que una titulación de doctor, motivar a los estudiantes o trabajar en grupos reducidos influyen mucho más que otras cuestiones en el aula

Fuente: Pilar Álvarez / El País

lenmaA nadie se le escapa que un profesor preparado y motivado que imparta clase en un aula con un grupo reducido de alumnos hará previsiblemente mejor su trabajo que uno que no tenga todo lo anterior. Pero, ¿cuánto influye cada una de esas cuestiones en el aprendizaje de los chicos? ¿Qué es lo más importante de para que al alumno le vaya mejor?

Su nivel de formación, que sus alumnos puedan trabajar en grupos reducidos en los que no haya sitio para la lección magistral –el viejo modelo de clase en la que se explica sin más la lección en alto y que los chicos deben memorizar después-, que haya estudiado la materia que imparte (algo que no siempre ocurre y que se ha agudizado más con los recortes) y su capacidad para las “habilidades no cognitivas”, es decir, que sepan motivar hasta a sus alumnos más rezagados.

Las distintas actuaciones y habilidades de los profesores en el aula tienen un peso específico respecto al resto en el estudio Prácticas docentes y rendimiento estudiantil. Se trata de un trabajo que relaciona por primera vez los resultados de dos informes internacionales de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). Por un lado el informe PISA 2012, sobre rendimiento de estudiantes de 15 años. Por el otro, TALIS 2013, que ofrece información de la enseñanza a través de encuestas a los profesores.

Nota completa:

http://politica.elpais.com/politica/2015/06/24/actualidad/1435176619_952979.html

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Cultura, sociedad y derecho

Fuente: Norma Estela Pimentel / e-consulta

cultuLa idea original por la que desde 2013 hemos estado en contacto con ustedes, ha sido la búsqueda de la Cultura de la Legalidad, desde el enfoque académico y profesional se han analizado aspectos del derecho fiscal, administrativo, laboral, civil, mercantil y penal. En esta ocasión deseo retomar el hilo conductor de estas colaboraciones partiendo desde lo básico: la Cultura de la Legalidad.

Renombrados juristas como la ministra Olga Sánchez Cordero, el ministro José Ramón Cosío, el Dr. Miguel Carbonell, el Dr. Eduardo de Jesús Castellanos, entre otros muchos, han buscado crear un concepto que represente la finalidad de esta fusión de éstos… si bien son de suma relevancia sus aportaciones para la investigación científica, considero que si la meta de la Cultura de la Legalidad es que todos los ciudadanos nos volvamos conscientes de nuestros derechos y obligaciones como miembros activos del Estado, una de las primeras labores de los juristas será aproximar a cualquier persona, sea o no conocedor del derecho, las herramientas para facilitar el cumplimiento de obligaciones y derechos.

La asociación civil México Unido Contra la Delincuencia ha definido la Cultura de la Legalidad, como el conjunto de creencias, valores, normas y acciones que promueve que la población crea en el Estado de derecho, lo defienda y no tolere la ilegalidad. Entonces Cultura de la Legalidad no sólo consiste en promover el conocimiento de los derechos y obligaciones en la sociedad, sino que ésta reaccione para identificarse con su Estado de derecho. Este es el verdadero reto, pues ¿cómo pretendemos que la población no sólo sea reflexiva sobre el orden jurídico, sino que además se interese en participar activamente en el Estado? La respuesta se encuentra en las mismas ONG´s y fundaciones, en el uso de herramientas como INFOMEX donde podemos preguntarle a todo el gobierno sobre básicamente cualquier inquietud, en la participación en Comités Ciudadanos –los hay desde Federales hasta Municipales- sobre el tema en el que pueda aportar ideas y proyectos sobre adjudicaciones, obra pública, igualdad de género, transparencia, planeación, etc, en el uso de las TIC´s para compartir resultados sobre evaluación al desempeño público… y hasta en la candidatura como ciudadanos independientes.

Ahora bien, si el peso de los actos de corrupción que ensombrecen el sector público desalienta el interés por participar activamente en el círculo virtuoso de las políticas públicas, que aún México se encuentra lejano a las propuestas de la CEPAL, pero que poco a poco el derecho ha logrado reconquistar espacios en beneficio ciudadano; entonces lo más próximo para promover Cultura de la Legalidad será fortalecer al Estado de derecho con el compromiso de no llevar los defectos que tanto se critican al sector público, en el espacio privado en que nos desenvolvamos: igualdad de condiciones de trabajo, de género, prácticas de prevención de acoso laboral, no beneficios por dádivas o regalos, ofrecer servicios de calidad, etc.

Nota completa: http://e-consulta.com/opinion/2015-06-29/cultura-sociedad-y-derecho

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Prevención del delito ¿ciencia o fe?

Podemos prevenir enfermedades con políticas preventivas. Las campañas de vacunación masivas han erradicado padecimientos de manera definitiva. Pero, ¿podemos prevenir conductas humanas lesivas para una comunidad con instrumentos de política pública?

Fuente: Edna Jaime / Excélsior

leyherLa respuesta no es definitiva, pero existe evidencia en sentido afirmativo. La política pública no puede, no debe, proponerse entrar en la sique de las personas para influir en su libertad de elección, pero sí puede generar las condiciones, redes y mecanismos de protección que los aleje y blinde del crimen.

Con esta convicción es que se han planteado políticas de prevención en todo el mundo y también en nuestro país. Y las políticas en este ámbito, hay que reconocerlo, se encuentran en fase experimental, sostenidas todavía en una buena dosis de fe. Aunque científicos sociales argumenten que se tiene la técnica para transmutar esa fe en certezas.

La lógica de una política de prevención es intervenir a través de distintos instrumentos para atenuar factores de riesgo que pueden empujar a individuos a infringir la ley. Se busca promover la resiliencia de personas y comunidades ante contextos adversos. Las teorías en este respecto están en construcción, pero hay una motivación superior que impulsa a seguir trabajando en ellas y en su aterrizaje en políticas públicas concretas: vidas humanas que se pueden proteger y el invaluable sentimiento de vivir en paz y sin miedo, si las políticas logran ser exitosas.

En México estamos de lleno implementando políticas y acciones de prevención a lo largo del territorio nacional. Con la llegada de la nueva administración se inauguró una subsecretaría dentro de la Segob para coordinar distintas estrategias en la materia. Dos componentes son centrales, no únicos, en la política de prevención coordinada por esa subsecretaría. El primero es el trabajo de nueve secretarías de Estado que atienden distintas aristas de la prevención. Este trabajo es coordinado por una Comisión Intersecretarial, encabezada por el titular de esta subsecretaría.

Nota completa:

http://www.excelsior.com.mx/opinion/edna-jaime/2015/06/27/1031645#.VY7cLT0S3ys.twitter

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Tlatlaya, Ayotzinapa y la justicia

Fuente: Javier Solórzano Zinser / La Razón

sangreAnte la justicia nos la pasamos en la disyuntiva, pero nunca pasamos por la certidumbre. No sabemos cuándo creerle y cuándo no. Los cambios a las leyes nos deberían de ofrecer una nueva cara de la justicia; sin embargo, está visto que el problema no es sólo el hecho de que el camino para cambiar sea largo, sino que además es de enorme complejidad.

La impartición de la justicia está llena de claroscuros. Está cargada de corrupción. Quien sale bien librado en un caso, sea culpable o inocente, es quien tiene para pagar y meterse entre los jueces y los ministerios públicos. Una de las formas de corrupción más socorridas es la que tiene que ver con la forma en que se arman los casos.

Basta con dejar pequeños resquicios en las sentencias o en la forma de presentar los casos para que los avezados abogados se cuelen, cambien las cosas y hagan de los culpables inocentes. Los cambios a las leyes debieran, al menos al mediano plazo, otorgarle al marco de la justicia caminos de certidumbre en donde la corrupción, la tortura y la complicidad en tre autoridades y delincuentes se vayan erradicando por las nuevas leyes y por una genuina convicción.

Nota completa:

http://www.razon.com.mx/spip.php?page=columnista&id_article=266943

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

¿Quién manda?

Fuente: Miguel B. Treviño / Reforma

aviadores2Necesitamos “definir quién es el patrón en materia educativa”.

No, no es la opinión de algún comentarista planteando los retos al inicio de una gestión gubernamental. Es la respuesta de un secretario de Educación a la mitad del camino.

Tres años después de tomar la responsabilidad de echar a andar una reforma educativa -en el papel- ambiciosa, quien creíamos que era responsable de su concreción anuncia su impotencia frente al encargo.

Los antecedentes inmediatos a la confesión hacen evidente la falta de capacidad de mando: una parte de los maestros de Oaxaca, Michoacán y Chiapas no querían ser (y no fueron) evaluados; el gobierno federal suspende de manera indefinida la aplicación de una norma por cuya promulgación trabajó; organizaciones de la sociedad demandan que se cumpla con la ley; la Corte resuelve a favor de éstas, y finalmente la SEP es orillada a cumplir con obligaciones que ella misma creó.

Al final de esta historia bizarra, Chuayffet entra en crisis existencial y, como si se lo preguntara a sí mismo, les dice a los senadores: y a todo esto, ¿quién manda?

Nota completa: http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=65859

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

La necesaria conversación

Fuente: Luis Rubio / Reforma

rompecMás allá de los problemas -estructurales y coyunturales- que aquejan al país, lo más impactante para mí como observador es la ausencia de una conversación nacional, sobre todo entre el gobierno y la sociedad. Es particularmente notoria la existencia de dos mundos: el del gobierno (realmente, el mundito en que se decide dentro del gobierno) y el de las redes sociales. Son dos planetas que se desconocen, ignoran y desprecian mutuamente, sin duda herencia del pasado autoritario: el gobierno hablaba, la población hacía como que oía, pero nadie escuchaba. Me pregunto si es concebible, en la era digital y de la ubicuidad de la información, llevar al país a buen puerto sin diálogo.

El fenómeno se reproduce en otros ámbitos, aunque se note menos. En el consejo directivo de una de las más grandes multinacionales se precian de haber recibido al presidente de la República y a varios de sus colaboradores; en algunas de las empresas más grandes de México se extrañan de que jamás han tenido acceso al presidente o su gabinete. Inevitable escuchar visiones radicalmente distintas de la dirección que lleva el país en cada uno de esos espacios.

Los anuncios del poder legislativo (y de algunos partidos) son particularmente reveladores del gran abismo que separa a la sociedad de sus políticos: se aprobó una determinada ley, nos dicen, y por lo tanto cambiará la realidad. Similar mensaje envía el gobierno federal cuando argumenta que los problemas de los últimos meses no se deben a decisiones suyas, o a su inacción, sino a la resistencia de intereses particulares a sus reformas. Del lado gubernamental y legislativo se vive una realidad; del de la sociedad, otra muy distinta. Cuando se aprobó en el Senado la iniciativa relativa al Distrito Federal, una twittera respondió a esta manera de ver al mundo con singular elocuencia: “Ya no se preocupen, seguro mañana sale una ley contra los narcobloqueos y todo arreglado”.

Nota completa: http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=65802

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

La corrupción y algunas de sus consecuencias

Esta semana se inició con una reunión en la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción para confirmar su sentido de responsabilidad social y respeto a valores éticos en el desempeño de sus actividades y, con ello, no ceder al ambiente de corrupción que envuelve prácticamente a todos los sectores económicos de nuestro país.

Fuente: Julio Faesler / Excélsior

transEl secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade, estuvo presente al lado de representantes de varias asociaciones civiles dedicadas a fomentar la transparencia y responsabilidad cívicas. El evento culminó con la firma de un compromiso institucional con dichos propósitos del que fue testigo el propio secretario.

La creciente preocupación por la forma en que se ha expandido la corrupción por todo el orbe y, desde luego, en  nuestro país, coincide con la necesidad de subrayar el deber que todos tenemos de ceñir nuestras actividades a nuestra responsabilidad ante la sociedad y ante nosotros mismos.

Acostumbrados a escuchar un incesante reclamo por los derechos de todo género, desde los más universales hasta los más nimios, asoma por fin la obligación de también cumplir con los deberes que nos corresponden como miembros de una sociedad civilizada.

La urgencia actual de responder a nuestros deberes sociales no puede exagerarse, especialmente en el campo del combate a la corrupción. Hay varias razones entre las cuales está el costo que este mal significa. Para México se calcula que representa hasta 10% del PIB. Este estimado estadístico es menos dañino que el debilitamiento que la corrupción inflige a la sociedad deteriorando la eficacia de nuestras instituciones y por ende la calidad de vida de cada mexicano. Fuera de toda medición está el estrago en términos de eficacia y confiabilidad de las instituciones encargadas de cuidar el orden y la seguridad en la comunidad. ¿Cómo puede esperarse que la policía funcione si está inutilizada por la corrupción?

Nota completa:

http://www.excelsior.com.mx/opinion/julio-faesler/2015/06/27/1031646

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

El derecho de los maestros

Fuente: Ana Laura Magaloni Kerpel / El Norte

maesrepEsta semana se resolvieron en la Corte algunos de los amparos que promovieron varios maestros de la CNTE y del SNTE en contra de la evaluación obligatoria que reguló la nueva Ley General del Servicio Profesional Docente (LGSPD).

Creo que la parte más relevante de este debate fue la discusión relativa a si la ley en cuestión violaba el derecho humano a la permanencia en el empleo de los maestros al establecer como causa de despido el no aprobar la evaluación docente por tres veces consecutivas.

El Artículo 123, apartado B, fracción IX de la Constitución establece que: “los trabajadores (del Estado) sólo podrán ser suspendidos o cesados por causa justificada en los términos que fije la ley”. Según los maestros, del citado precepto constitucional se deriva que sólo la Ley Federal del Trabajo puede regular las causas de despido de los funcionarios públicos.

Nota completa: http://www.elnorte.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=65712

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

¿De veras sirve estudiar? La desigualdad entre hombres y mujeres jóvenes

México es el país de la OCDE con más jóvenes sin estudios. Más de la mitad de los mexicanos entre 25 y 34 años apenas lograron la secundaria. En el último año, solo 413 mil personas obtuvieron un grado universitario. Casi el mismo número de adolescentes que dieron a luz.

Fuente: Animal Político
Texto: Majo Siscar (@MajoSiscar).
Gráficos: Yosune Chamizo (@_Yosune).

mexdes2Tiene los ojos bien abiertos pero la mirada perdida, como si le hubieran impreso el susto en el rostro. Violeta todavía no cumple los 14 años pero ya carga en sus brazos un bebé de apenas 10 días. Se llamará David cuando el párroco del pueblo acepte bautizarlo, porque ahora le pone peros. No está bien visto por Dios dar el santo sacramento al hijo de una pareja de “amancebados”, dijo el sacerdote de su comunidad, en la sierra norte de Puebla.

Violeta y Polo, de 19 años y padre del niño, no pensaban vivir juntos, de hecho ni siquiera eran novios cuando su familia se enteró que estaba embarazada de cinco meses. Ahora viven los dos en casa de la madre de Violeta, quién a sus 32 años ahora es abuela.

México es el país de la OCDE con la tasa más alta de embarazos adolescentes, 62 de cada mil chicas entre 15 y 19 años se embarazaron en México en 2013. Violeta ni siquiera entraría en la estadística, todavía tiene 13 años y esa cara de espanto permanente.

La chica estaba apenas en segundo de secundaria. Su madre quiere que en agosto retome el curso en una escuela improvisada en la sala de juntas del ejido, que maneja un profesor de apenas 18 años mandado por el Consejo Nacional de Fomento Educativo, Conafe.

La única escuela en forma en esa comunidad es la primaria. Antes de que llegase el Conafe tampoco tenían secundaria. Debían viajar una hora y media hasta la cabecera municipal más cercana y pagar 60 pesos al día en transporte, en un ejido donde el jornal agrícola se paga a 100 pesos el día.

Nota completa: http://www.animalpolitico.com/2015/06/de-veras-sirve-estudiar-la-desigualdad-entre-hombres-y-mujeres-jovenes/?utm_source=Hoy+en+Animal&utm_campaign=bae819c379-ga&utm_medium=email&utm_term=0_ae638a5d34-bae819c379-392832170

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario