Consultas populares

Fuente: Jorge Alcocer V. / Reforma

pciuLa consulta popular es un instrumento que la Constitución (artículo 35) incorporó a partir de agosto de 2012; ahí está, y está para ser utilizado. Calificar las intenciones -reales o supuestas- de quienes las promuevan es válido, pero no tiene efecto legal.

El PRI decidió promover una consulta y así lo ha notificado a la Cámara de Diputados; el tema está contenido en la propia pregunta: “¿Estás de acuerdo en que se modifique la Constitución para que se eliminen 100 de los 200 Diputados Federales Plurinominales y 32 Senadores por el principio de representación proporcional?”.

La consulta del PRI contribuye a responder una duda surgida a propósito de las del PRD y Morena sobre la reforma energética. ¿Es factible que la Constitución sea modificada por mandato de una consulta popular? Varios juristas han opinado que no. La opinión del PRI es que sí; lo que queda claro en su propia pregunta: “¿Estás de acuerdo en que se modifique la Constitución…?”; los tres mayores partidos están de acuerdo en que sí se puede; es un hecho importante para normar el criterio que, en su momento, fije la Corte.

La Corte tendrá que resolver si los temas planteados en las cuatro consultas en trámite (PRD, Morena, PAN y PRI) son constitucionales. Hay quienes consideran que los referidos a la reforma energética no lo son, por tratarse de un tema vinculado a los ingresos del Estado; respecto de la consulta del PAN se afirma que no es dable consultar lo que ya dice la Constitución sobre el salario mínimo. En lo que hace a la del PRI, habrá que resolver si es una materia electoral, en cuyo caso no sería constitucional. Serán los ministros de la SCJN los que digan la última palabra.

Existe otro asunto, de previo y especial pronunciamiento, relativo a quiénes tienen derecho para solicitar consulta popular. El artículo 35 de la Constitución lo establece para el presidente de la República; para, al menos, un tercio de los diputados o senadores, y para los ciudadanos; no se incluye a los partidos políticos, como tales. ¿Es constitucional que los partidos políticos se conviertan en promotores directos de la consulta popular? La Corte tendrá que resolver.

La Ley determina que, a más tardar, el próximo 15 de septiembre deben formalizarse ante la Cámara de origen las peticiones de consulta, entregando los formatos en que consta el respaldo ciudadano de al menos un 2 por ciento de inscritos en la lista de electores (poco más de 1.6 millones, por consulta). Como los promotores no tienen obligación de entregar en archivos digitales las relaciones de ciudadanos que respaldan su petición, el INE tendrá que capturar los datos de más de 6.4 millones de electores, para realizar el cotejo electrónico, y además deberá realizar la compulsa de firmas a partir de una muestra. Todo en un plazo no mayor a 30 días naturales.

La Ley Federal de Consulta Popular (Art. 12) determina: “Los ciudadanos podrán respaldar más de una consulta popular, pero no procederá el trámite de las consultas que sean respaldadas por los mismos ciudadanos cuando estos rebasen el veinte por ciento de las firmas de apoyo. En este caso sólo procederá la primera solicitud”. Esa norma pone en riesgo las consultas del PRD y Morena, ya que es probable que miles de ciudadanos hayan firmado en apoyo de ambas, en más de un 20 por ciento del total de cada una, en cuyo caso sólo se dará trámite a “la primera solicitud”. ¿Cuál será esa? Lo resolverá la Corte.

Si las cuatro consultas cumplen el requisito cuantitativo, y la Corte las declara constitucionalmente válidas, en 15 estados las casillas electorales tendrán cinco boletas, incluyendo la de diputados federales, que deberán ser escrutadas la noche de la jornada electoral. Pero en 9 estados, con elección de gobernador, diputados locales y ayuntamientos, los escrutadores tendrán que atender 4 elecciones y 4 consultas, y en ocho entidades más lo harán para 3 elecciones y 4 consultas. ¡Vaya lío!

Si ninguna de las consultas es validada por la Corte, el lío estará en otra parte.

http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=34491

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Criticar a los críticos

A los ojos de una buena parte de los ciudadanos y de una mayoría de los opinadores, resultó fallida la entrevista colectiva a Enrique Peña Nieto

Fuente: Ricardo Alemán / El Universalcriticar

¿Quién, de los periodistas y comentaristas críticos, se habría negado a la invitación para entrevistar, de manera colectiva, a Enrique Peña Nieto? Es probable que pocos habrían rechazado la propuesta, a pesar de que lo ideal en el género de entrevista es el cara a cara; uno a uno.

Y la razón por la que probablemente muchos habrían aceptado —más allá del disfrute propio de la entrevista y de la filiación partidista—, es que la posibilidad de entrevistar a una figura del poder, sobre todo cuando se encuentra en la cúspide, como es el caso del Presidente mexicano, siempre despierta la tentación profesional de encarar, retar, cuestionar, arrinconar y hasta hacer tropezar al entrevistado.

Sin embargo, a los ojos de una buena parte de ciudadanos —si nos atenemos a las redes sociales—, y de una mayoría de opinadores —según una encuesta arbitraria—, resultó fallida la entrevista colectiva a Enrique Peña Nieto. ¿Por qué?

Resultó poco atractiva, no porque la haya convocado el director del Fondo de Cultura, José Carreño —quien tendrá que dar las explicaciones del caso si es que incurrió en una falta—, y tampoco porque haya sido el pretexto para festejar el 80 aniversario de la editorial del Estado, porque un buen debate televisado sobre la gestión del Presidente en turno vale tanto como un buen libro editado por el Fondo.

No, al parecer la entrevista resultó fallida porque buena parte de los ciudadanos y los opinantes vieron una entrevista a modo, poco punzante, harto complaciente y lejos de los básicos críticos del género.

Incluso en el tiempo real que permiten las redes sociales resultó difícil dejar de cuestionar lo que se veía en la pantalla. Por eso, entre otras cosas, esa noche dijimos lo siguiente. “@RicardoAlemanMx. Mmm. Con todo respeto para mis amigos, pero se les fue vivo @EPN ¡Les sigue pesando la presidencia imperial! Además el formato no ayuda”. “@RicardoAlemanMx. El presidente @EPN responde poco y no de manera directa a los cuestionamientos. Además, Peña sigue un guión que ni siquiera estudió bien!”.

Y es que, en efecto, parece que el problema no está en quién convocó a la entrevista colectiva y menos en el pretexto: el 80 aniversario del FCE. Más aún, el convocante y la oficina de comunicación de Los Pinos seguramente estaban y están en lo suyo; en busca de los mejores espacios en los que el presidente Peña Nieto pueda decir su verdad, exponer su discurso, pregonar sus aparentes o reales logros. Y qué mejor escenario que un puñado de reconocidos periodistas.

No, lo cuestionable, en todo caso, está en la actitud asumida por los periodistas. Y es que salvo dos casos —los de León Krauze y Ciro Gómez Leyva—, el resto dejaron ver que no prepararon con suficiencia el encuentro. Acaso el pecado de la soberbia o la estatura alcanzada los hizo olvidar tareas básicas de preparación para el momento. Sí, dejaron ir vivo al presidente Peña Nieto.

Acaso por la falta de preparación para la entrevista, acaso por deformación profesional o porque al gremio periodístico en general aún le pesa el presidencialismo imperial, todos o casi todos dudaron en atajar al Presidente, en contradecir la verdad oficial con argumentos sólidos, con hechos contundentes, que los hay de sobra. Todos o casi todos dejaron que Enrique Peña no sólo dijera, sino que luciera su verdad y en no pocos casos los periodistas movieron la cabeza en señal de aceptación.

Se debe insistir en que los estrategas mediáticos de Peña Nieto hicieron lo suyo; buscar los mejores espacios para el Presidente. Pero también por eso obliga la pregunta a los periodistas. ¿Esa es la actitud que los seis profesionales de la entrevista han mostrado en muchas otras entrevistas memorables, que a lo largo de sus carreras nos han regalado? Y la pregunta también va para el moderador; hoy funcionario público, periodista también de toda la vida.

Y vale el cuestionamiento porque a ratos parecía que en lugar de preguntas certeras, puntuales, inteligentes y de argumentos sólidos para contener y bajar al terreno de los mortales al Presidente, los periodistas le disputaban al Presidente la imagen, la popularidad y el rating.

La gran lección, al final de cuentas, es que al parecer los periodistas no estamos a la altura del nuevo tiempo; de entrevistar de tú a tú al Presidente sin temor a las culpas propias, a ser reprimidos o despedidos. Al parecer vivimos atrapados en el miedo a la figura presidencial. Pero tampoco queremos entender que hoy los periodistas somos tanto o más sujetos de la crítica que los hombres y las mujeres del poder. Al tiempo.

http://www.eluniversalmas.com.mx/columnas/2014/08/108479.php

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

A la caza del limón

Fuente: Belsasso Bibiana / La Razón

limonDesde que se anunció que se formaría la Gendarmería Nacional, a casi nadie le quedaba claro cómo operaría y de qué se encargaría este nuevo cuerpo de seguridad. Ahora que ya se terminó de consolidar este proyecto, platicamos con el comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, quien finalmente dio una explicación clara de lo que será la nueva Gendarmería.

Es una división más, la séptima de la Policía Federal, y se encargará de tareas específicas. Sobre todo de proteger los ciclos productivos del país amenazados por la delincuencia organizada. Proteger, por ejemplo, el ciclo productivo del limón, que hace unos meses llegó a costar casi 80 pesos el kilo, cuando, a pie de árbol tenía un precio de tres pesos por kilo. La inflación en el precio se dio porque, para transportar ese limón a las ciudades, se tenía que pasar por intermediaros, y éstos eran los grupos del crimen organizado que exigía sus cuotas. Así aumentaron el precio del producto, pero también deprimieron toda la actividad productiva de la zona.

La Gendarmería protegerá otros ciclos económicos, que al igual que el limón se ven amenazados por la delincuencia y que, de no hacerse nada, podrían tener serias repercusiones no sólo a nivel de seguridad, sino también económicas para los mexicanos.

Imagínese usted que el crimen organizado pueda cobrar cuotas a los alimentos básicos de los mexicanos; la inflación que se podría desatar. Y esto es precisamente lo que ayudará a evitar la nueva Gendarmería.

Todavía no sabemos cuáles serán las primeras asignaturas de este cuerpo de seguridad. Serán tres o cuatro en distintas zonas del país y se tiene previsto que a lo largo del día de hoy se den a conocer estas primeras actividades para los cinco mil elementos que se graduaron el viernes pasado. Los elementos, a nivel de policía, tienen una edad promedio de 28 años y son civiles que han pasado las pruebas de control de confianza para poder ingresar. Los nuevos elementos han recibido una capacitación policial que se fortaleció con instrucción castrense.

Los mandos sí tendrán experiencia laboral en la policía de 6 años y su edad promedio es de 38 años.

Pero además a estos jóvenes se les quiere ofrecer una buena perspectiva de vida. Por ejemplo al día de hoy los policías no son sujetos a un crédito para comprar una casa. Estos nuevos empleos les darán la posibilidad de tener una casa y una seguridad para su familia que antes era impensable. Antes de desviar el camino, el policía razonará que perderá su casa si no es responsable. Éstos son los primeros cinco mil elementos y se espera que, una vez que empiecen a dar resultados positivos, esa cifra se incrementará. Y es que hay que cuidar lo que más lastima a la ciudadanía, y cuando los problemas de seguridad empiezan a verse reflejados en la economía diaria de las familias mexicanas hay que implementar medidas drásticas que contrarresten ese efecto. Esperemos que la Gendarmería lo logre. En el discurso suena muy atractiva, ahora sólo falta empezar a verla en la práctica.

bibibelsasso@hotmail.com
Twitter: @bibianabelsasso

http://www.razon.com.mx/spip.php?page=columnista&id_article=226741

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

La corrupción somos todos

Fuente: Denise Maerker / El Siglo de Torreón

500Decir que la corrupción ocurre en todo el mundo, que ha existido siempre y que es un asunto cultural, es una forma de relativizar el problema.

Un día del lejano 1975, apenas iniciada su solitaria campaña presidencial (hay que recordar que no tuvo contrincantes), un periodista le preguntó a José López Portillo que cual iba a ser el lema de su campaña y este contestó a bote-pronto: “La solución somos todos”. Con el tiempo y luego de los faraónicos despilfarros de su gobierno el ingenio habría de transformar el eslogan de campaña por un lapidario resumen de su gobierno: “La corrupción somos todos”.

Y la verdad es que ni la solución de nuestros problemas comunes recae en todos por igual, ni todos por ser mexicanos somos corruptos.

Esto viene a cuento por las respuestas que dio el presidente Peña Nieto el lunes de la semana pasada cuando se le preguntó sobre la corrupción.

Primero dijo que: “…la corrupción es un cáncer social que no es exclusivo de México, lo es de todas las naciones”. Puede ser, pero hay de niveles a niveles. Transparencia Internacional saca cada año su índex de percepción de corrupción del sector público por país. Y de seguro la relación de la ciudadanía con su gobierno, en términos de confianza y de eficiencia, no es igual en Chile que está en lugar número 22, que en Venezuela que está en el 160. México está en el 106, más lejos de Chile que de Venezuela, y peor calificado que Brasil, Perú, Uruguay y Colombia.

El presidente también dijo que a él la corrupción le parece un tema de orden cultural. Esto es, que así como nos gustan las fiestas y la música, y tenemos fama de impuntuales, pues igual nos da por dar “mordidas” o exigirlas. Visto así, los mexicanos somos sin esperanza ni remedio más corruptos que nuestros amigos chilenos, peruanos y uruguayos, por no compararnos con países europeos o nórdicos.

Sin embargo, hay casos de países que han disminuido la corrupción de su burocracia de manera espectacular en unos cuantos años. Georgia pasó del lugar 99 en 2006, al 55 en cuatro años. De ser un país muy corrupto con prácticas heredadas de la Unión Soviética y donde se sobornaba funcionarios hasta para entrar en la Universidad, a ser considerado en 2010 por Transparencia Internacional, el primer lugar de los países que habían reducido el nivel relativo de corrupción y el segundo en cuanto a la percepción de la efectividad del gobierno para luchar contra este problema.

La receta según los estudiosos: voluntad política del gobierno que llegó en 2004 luego de la Revolución de las Rosas para encarar el tema, una serie de modificaciones muy a fondo en los procesos y prácticas burocráticas, y cero impunidad. Por ejemplo se redujeron en 85% las actividades que requerían sacar una licencia y o un permiso y se encarceló en los primeros años por corrupción a los ministros de energía, de transportes y comunicación y al presidente de la federación de futbol. Singapur es el otro caso de referencia. En ambos países lo que cambió fueron las reglas, los procedimientos y los controles, no la idiosincrasia de la población.

El presidente también dijo que: “es un tema humano que ha estado presente en la historia de la Humanidad”. Y seguro que es así. Pero decir que la corrupción ocurre en todo el mundo, que ha existido siempre y que es un asunto cultural, es una forma de relativizar el problema y de declarar de antemano infructuosos y no prioritarios los esfuerzos que se emprendan para abatirla.

Combatir la corrupción no es una prioridad de este gobierno, eso lo entendimos. Pero la receta de la fatalidad que propone el presidente: aceptemos lo que es y lo que hay, es muy preocupante. No sólo porque podría desatar más corrupción sino porque esas prácticas debilitan la credibilidad y la legitimidad de la democracia. Sin un servicio público imparcial y competente* se socava uno de los pilares de la democracia: que todos somos iguales y merecemos el mismo trato, sin importar el grosor de nuestra cartera.

Al menos el ideal, sino es que el objetivo, debería estar presente.

*Ver sobre el tema a Susan Rose-Ackerman, de la Universidad de Yale.

http://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/1030688.la-corrupcion-somos-todos.html

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

En el corcho

Fuente: Katia D’Artigues / El Universal

corchoYa con 11 reformas aprobadas en lo que va del sexenio y previo al arranque del tercer año de sesiones de la presente legislatura, diputados y senadores de todas las fracciones en el Congreso de la Unión realizarán sus reuniones plenarias. EL PAN cambió las playas ante los últimos escándalos y permanecerá en el DF.

Será el último año de su gestión para los actuales diputados federales. En el 2015 la Cámara completa se renovará.

PRD

El lunes 25, en el Hotel Four Seasons del DF inicia la reunión de senadores del PRD. Participarán Jesús Zambrano, líder nacional del PRD, Cuauhtémoc Cárdenas; Raúl Cervantes, presidente del Senado, y Miguel Ángel Mancera. En los dos días de trabajos abordarán temas como combate a la corrupción, campo, migración así como “hacienda de la gente”, donde se analizará el tema del salario mínimo.

También el lunes 25 inicia la plenaria de sus diputados, encabezados por Silvano Aureoles. Ellos se reunirán en el Hotel Hilton Alameda. Abordarán temas como el presupuesto 2015, consulta popular, la figura de arraigo y fuero así como reformas al sector salud y al campo.

PAN

Esta semana también inician en el DF las plenarias de diputados y senadores de este partido. La de diputados se iba a realizar en Querétaro, antes de la remoción de Luis Alberto Villarreal; y la de senadores en Colima, de donde es originario su coordinador Jorge Luis Preciado. ¿Mejor vigilarlos de cerquita?

Los diputados se reunirán 26 y 27 en el Hotel María Isabel Sheraton y discutirán temas como ley de transparencia y anticorrupción, desarrollo sustentable, medio ambiente, energías limpias, entre otros.

Los senadores realizarán su plenaria los días 28 y 29 de agosto.

PRI-PV

Los diputados priístas realizarán su plenaria en el hotel Camino Real, de Polanco el miércoles 27 y jueves 28. Y justo el jueves 28, en Veracruz, inicia la reunión de senadores del PRI y Partido Verde. A estos trabajos asistirán los secretarios de Hacienda, Gobernación, Comunicaciones y Transportes, Relaciones Exteriores, Energía, los titulares de Pemex y CFE, César Camacho e Ivonne Ortega, entre otros. Entre los temas a analizar está el seguimiento a las reformas presentadas por el presidente Enrique Peña Nieto, principalmente la energética.

Este lunes 25 de agosto se cumplen seis años de que se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad, que fue firmado el 21 de agosto de ese año en Palacio Nacional. Fue firmado por todos los gobernadores del país, líderes sociales y representantes sindicales; tenía 74 metas, calendarizadas, a cumplir. Fue cuando Alejandro Martí dijo; “Si no pueden, renuncien”. Inolvidable momento.

¿Qué ha pasado con los objetivos?

El primero de ellos era “depurar y fortalecer las instituciones de seguridad y procuración de justicia” y “crear un modelo nacional de evaluación y control de confianza”. El tiempo de ejecución era de “cuatro meses”. Entre agosto de 2010 y diciembre de 2013, de 399 mil 496 policías evaluados en todo el país, 88 mil 2 fueron reprobados. Solo por citar un ejemplo: en mayo pasado, el gobernador del Estado de México dio a conocer que enviaría una iniciativa de reforma a la Ley de Seguridad Pública local, a fin de lograr —¡al fin!— la aplicación de controles de confianza óptimos y depuración de los cuerpos policiacos.

Otro de los compromisos, el 48, era creación, desarrollo o fortalecimiento de unidades para combatir el secuestro. El tiempo de ejecución era de seis meses. Cifras actuales de organizaciones como Alto al Secuestro indican que este delito ha aumentado y si bien los centros se crearon, están muy mal hechos. Eso sí, se planteó la necesidad de contar con una Ley General del Delito del Secuestro: ya está en vigor la Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Secuestro.

Otro de los compromisos, el 54, era el propiciar condiciones de seguridad, en donde empresarios se comprometían, junto con autoridades y empleados, a mejorar el entorno de los centros de trabajo. El tiempo de ejecución era de un año.

Quizás los compromisos que más se ha cumplido es el 67 y 72, en los cuales, las organizaciones civiles se encargarían de “incrementar contenidos que fomenten la cultura de la legalidad” e “incrementar contenidos que fomenten la cultura de la seguridad y la denuncia”.

Esta semana

Domingo 24 En Los Ángeles, California, se entregan los MTV Video Music Awards 2014.

Lunes 25 Se cumplen 3 años del ataque al Casino Royale, en Monterrey, donde murieron 53 personas.* Inicia gira de trabajo del presidente Enrique Peña Nieto por California, EU. Estará en Los Ángeles, donde se reunirá con líderes comunitarios.* El Instituto Nacional de Evaluación Educativa presentará Programa de Mediano Plazo para la Evaluación de Servicio Profesional Docente.* En Tamaulipas se realizará el primer despliegue de elementos de la Gendarmería Nacional.* Se dará a conocer fallo para Premio de Innovación en Transparencia.* En el Piso 51 de Torre Mayor, Integralia, de Luis Carlos Ugalde presenta el “Reporte Legislativo 5″.* México y Jordania inician mesas de negociación para lograr un TLC. Estos trabajos comenzarán en Jordania.*

Martes 26 Se cumplen 100 años del natalicio de Julio Cortázar.* En Sacramento, California, el presidente Enrique Peña Nieto se reunirá con el gobernador de esa entidad, Edmund G. Brown Jr.*

Miércoles 27 Un día como hoy, pero de 2010, se daba a conocer que Mexicana de Aviación dejaba de volar.* En Manzanillo, Colima, se reúnen secretarios del Trabajo de cada entidad del país. En este encuentro, dialogarán el titular de esa área del gobierno federal, Alfonso Navarrete Prida, y Patricia Mercado, secretaria del Trabajo y Fomento al Empleo del gobierno capitalino, para intercambiar puntos de vista respecto a la iniciativa de Miguel Ángel Mancera de elevar el salario mínimo.* En Lima, Perú, inicia la Tercera Conferencia Latinoamericana sobre el Agua de las Minas. En medio de la crisis por la contaminación del Río Sonora, será interesante escuchar la participación de Paola Hernández Villalvazo, directora adjunta de asuntos ambientales de Grupo México, quien figura entre los panelistas.* En Cancún, Quintana Roo, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y el Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral, IDEA, organizan VI Conferencia Iberoamericana de Justicia Electoral. Van representantes de 20 países. En los dos días de trabajo abordarán temas como “transparencia en los procesos y resultados de la justicia electoral”, “Transparencia como principio judicial fundamental”, entre otros. Participarán el presidente del TRIFE, Alejandro Luna Ramos, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova; Daniel Zovatto, director regional de IDEA Internacional, entre otros.* En Tampico, Tamaulipas, Causa en Común, de María Elena Morera y el gobernador Egidio Torre encabezan foro “Sumemos Causas por la Seguridad, Ciudadanos+Policias”.*

Jueves 28 Aunque en México se dio a conocer que en la gira del presidente Enrique Peña Nieto por Estados Unidos se podría reunir hoy con Barack Obama, la Casa Blanca informó que no se tiene agendado ningún encuentro.* Se entrega el Premio Nacional Rostros de la Discriminación, convocado por el Conapred.* En Washington, organizaciones a favor de una reforma migratoria realizarán protesta frente a la Casa Blanca.* Se cumplen seis años de que la SCJN declaró constitucional la despenalización del aborto en el DF.*

Sábado 30 Se cumplen 6 años de la marcha Iluminemos México

http://www.eluniversalmas.com.mx/columnas/2014/08/108443.php

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Discurso no mata realidad

Fuente: Raymundo Riva Palacio / Eje Central

discursoEl lunes, el gobierno federal desplegó todo el aparato de propaganda, y dos voceros calificados, el comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, y el coordinador nacional antisecuestro, Renato Sales, tomaron por asalto los noticiarios de radio para transmitir dos ideas fuerza: la delincuencia va a la baja, y la nueva Gendarmería reforzará la seguridad de los ciudadanos. Se oye bien, aunque no es tan lógico. Si las cosas van bien, ¿para qué cambiar? Discurso no mata realidad, y la realidad difiere a la fotografía que están buscando transmitir. ¿Qué está sucediendo?

Las autoridades buscan maquillar la realidad para evitar una crisis nerviosa en la sociedad, y están contando con la participación subordinada de las organizaciones no gubernamentales que están aceptando censuras. El viernes pasado, por ejemplo, cuando se preparaba la XXXVI Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, el comisionado de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, leyó las líneas generales de lo que pensaban decir las ONGs –una práctica común-, y se comunicó con ellos para pedirles que si querían criticar de manera tan ácida el estado de la seguridad en el país, no lo hicieran en público. Hubo forcejeo pero al final aceptaron. Se hizo una reunión cerrada donde cuestionaron las acciones gubernamentales, y en la reunión abierta con gobernadores, se callaron la boca.

Fueron subordinadamente educados, pero socialmente irresponsables. La seguridad ha bajado en forma tangencial, y no corresponde en intensidad y vehemencia a la manera como se han manejado los datos. Las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública muestran una disminución pausada mensual, que como bien dice el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, son alentadores pero prematuros para celebrar, la forma como se despliega la propaganda en medios electrónicos, sorprende por el interés en alterar la realidad mexicana.

¿Qué tanto se está reflejando esa realidad en el discurso público? No mucho. Por ejemplo, en el caso del secuestro, el delito más lacerante en una sociedad, 2013 fue el peor año desde 1997, cuando se empezó a medir, con un total de mil 698 casos. De enero a junio de 2013, hubo 823 secuestros, contra 811 en el mismo periodo de 2014. El total de secuestros en 2013 fue de mil 698, y si sólo se hiciera en forma mecánica la suma de lo que se ha registrado en 2014, el total para diciembre sería igual. Pero las operaciones aritméticas no funcionan en índices criminológicos. De hecho, si se mantiene la tendencia como en el primer semestre, la cifra total sí podría bajar. ¿Es una buena señal? Estadísticamente sí. No obstante, hay dos variables que se tienen que incorporar como contexto en el análisis de 2014.

Por un lado, como dice la activista Isabel Miranda de Wallace, hay menos denuncias de secuestro –que es lo que registra la estadística-, explicado sólo por la pérdida de credibilidad en el sistema de administración y procuración de justicia. Por el otro, el número de secuestros se desplomó en junio, que coincidió con la atención que brindaron los mexicanos al Campeonato Mundial de Futbol, que se pegaron a la televisión, como lo reflejaron los ratings de audiencia. Este no es un dato frívolo en la contabilidad criminal. En temporadas de vacaciones y fiestas religiosas, suelen bajar los delitos. Y todos los delitos analizados por el Sistema Nacional de Seguridad Pública, tuvieron un desplome en junio, y la mayoría de ellos en abril, cuando fue la Semana Santa.

El viernes pasado, la directora de México Evalúa, Edna Jaime, les dijo –ya edulcorada su participación-, que “gastamos mucho en seguridad, pero no vemos los resultados”. Una buena parte del blitz mediático de Galindo y Sales fue para contrarrestar su dicho. ¿A qué se refería Jaime? A los pobres resultados del primer semestre de 2014: tres mil 419 extorsiones, a una tasa de 18.7 cada día; ocho mil 108 homicidios dolosos, deliberados, con alevosía y ventaja, a un ritmo de 1.8 asesinatos por hora; 25 mil 009 robos de vehículos con violencia; y 59 mil 748 sin violencia. Si la comparación es con 2013, en efecto, ha habido una reducción. ¿Se justifica con el presupuesto?

El Congreso autorizó para la gobernación 75 mil 303 millones de pesos en el presupuesto de 2014, que significo un incremento de 16.1% con respecto al de 2013. De ese total, 40 mil 850 millones de pesos, equivalente al 54.5% del total, se destinaron a la seguridad interna, que es la seguridad pública. Vista la inversión vis-a-vis los resultados, Jaime tiene razón. Se gastó mucho y los resultados son mediocres. La reducción del delito en términos porcentuales no corresponde al incremento presupuestal que le asignó el Congreso al gobierno. Los resultados tendrían que haber sido más contundentes, pero no lo son.

Sin embargo, es injusto que se pretenda una reducción de los índices de criminalidad simétrica al gasto, porque sería como darle el mismo valor y asignarle un comportamiento similar a los factores objetivos y subjetivos del fenómeno. Pero si no es injusto, es tramposo que se quiera pintar una realidad que no corresponde con los hechos. No debe haber excesos en ninguna parte, pero tampoco engaños, como queda uno tras escuchar el mensaje oficial que se transmite a los mexicanos.

rrivapalacio@ejecentral.com.mx

twitter: @rivapa

http://www.ejecentral.com.mx/discurso-no-mata-realidad/

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

¿Nuestra justicia resulta de nuestra cultura?

Fuente: Román Revueltas Retes / Milenio

mexicaneidadSegún parece, la inseguridad y la corrupción, dos de las plagas que padece este país, no resultarían de los rasgos culturales de los mexicanos sino de las estrepitosas deficiencias de nuestro sistema judicial. Para mayores señas, esos mismos compatriotas que tan despreocupadamente tiran basura, cometen infracciones de tránsito, violan las más esenciales normas de convivencia y desobedecen los reglamentos tienen un ejemplar comportamiento ciudadano cuando se afincan, digamos, en un país como Estados Unidos (de América).

¿Por qué? Pues, muy simple. Porque las contravenciones sí son castigadas allí. Circulen por las autopistas de Texas, lectores, y miren ustedes los carteles que, jugando con las palabras, advierten Don’t mess with Texas al tiempo que avisan de una multa de mil dólares. Y verifiquen, ustedes mismos, si los conductores van tirando latas de bebidas por la ventanilla del coche o dejando un tiradero de bolsas de plástico. Desciendan luego unos 500 kilómetros hacia el sur y observen detenidamente el comportamiento, pongamos, de uno de los egregios integrantes de nuestra Policía Federal luego de haber consumido su refresco en el área de descanso de alguna carretera (pongo el ejemplo por haber presenciado directamente la escena): el buen hombre, al terminar de sorber su Coca-Cola, arrojará insolentemente el envase donde le venga en gana. La idea de ponerlo en una bolsita a bordo de su coche policial o de dirigirse al bote de basura colocado a la entrada de la tienda “de conveniencia” (el avasallador espanglés es difícil de evitar en circunstancias de escritura rápida) no se origina ni en los más remotos bordes de su cerebro. Y, ¿a este funcionario (no hablo de un individuo que ocupa un cargo de relumbrón sino meramente de alguien que se desempeña, pues sí, en la función pública), quién diablos lo sanciona?

Pero, bueno, este tema es también la historia del huevo y la gallina. ¿Qué fue primero, el sistema de justicia o la desobediencia individual (cultural) de los ciudadanos?

http://www.milenio.com/firmas/roman_revueltas_retes_interludio/justicia-resulta-cultura_18_360743946.html

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

¿Quién gana en México?

Fuente: Eduardo Caccia* / Reforma

¿Qué le dirías a Lorena Olvera si fueras su mamá o su papá? Según refiere Reforma, el pasado 20 de agosto Lorena ganó un concurso por una plaza magisterial en una escuela pública. A pesar de haber tenido el puntaje más alto, no fue seleccionada por no ser normalista. Los responsables de la decisión tienen razones legítimas para haberla rechazado: la Ley General del Servicio Profesional Docente contempla dar preferencia a los normalistas durante los primeros dos años de la reforma educativa.

Este hecho pone de manifiesto varias cosas. México es visto en el mundo como un país en desarrollo, un país que no acaba de cuajar, incapaz de crecer económicamente, donde, entre otras calamidades, corrupción e inseguridad asfixian. Nuestra calificación mundial es de media tabla (en el mejor de los casos), es decir, mediocre. Un país paradójico: de gris desempeño, pero con gente brillante, capaz, inteligente, un país que selecciona a sus hombres y mujeres no por méritos, sino por otros criterios. Somos, en este sentido, el país del autogol. Un país que le teme al mérito es un país incapaz de progresar.

Imagínate que eres entrenador de un equipo de futbol, el mejor portero que tienes está en la tribuna, junto al mejor delantero. La ley o el sistema establecen que tienes que escoger no a los mejores, sino a otros que, a pesar de no tener las calificaciones, deben de ser elegidos. Tu selección es mediocre.

Nuestra democracia incipiente nos da la libertad de elegir a quién queremos que gobierne, dentro de una selección en la que no están los mejores (eterna caballada flaca). Todos conocemos personas que idealizamos como gobernantes, mexicanos con credenciales potencialmente benéficas para el país. Sé bien que un buen profesionista o empresario no sería necesariamente un buen político, también sé que la mayoría estamos convencidos de que no llegan al poder las personas con más capacidad.

Estoy convencido de que la democracia es el menos malo de los sistemas políticos, pero también creo que hay contextos sociales (población con baja educación) donde el ejercicio democrático debe ser fortalecido. Tengo más preguntas que respuestas. ¿Sería nuestra democracia más fuerte si pudiésemos precalificar a quienes aspiran a ser candidatos de elección popular? ¿Sería más fuerte si así como se selecciona un candidato para un puesto directivo en una empresa, pudiéramos rechazar candidatos que hoy llegan a través de partidos políticos (que no ven los méritos que puede tener su candidato para cumplir con el Demos, sino con el propio grupo político)?

Los cuentos alrededor del mundo empiezan con “Había una vez…”, en México con “…que la Nación me lo demande”. Nuestra democracia no nos da la fuerza de sancionar el desempeño de los elegidos. ¿Y si tuvieran los políticos y buena parte de los burócratas un sistema de sueldo por resultados?, si no cumplen, no ganan. Imagino que muchos, como en la selección natural de las especies, se harían a un lado para dejar paso a los más aptos.

México debe aspirar a una democracia sustentable. Aunque el concepto se idealiza sin adjetivos, no deja de ser susceptible de matices para fortalecerse. Ninguna mujer está medio embarazada, pero sí hay embarazos de riesgo. ¿Es nuestra democracia de alto riesgo?, me parece que, si no se fortalece, sí. Cuando menos es limitativa para los retos actuales.

El México inconforme que hoy clama por mejores salarios, trabajo, seguridad, oportunidades, equivale a la afición que le exige resultados a un equipo donde no están los mejores porque el sistema impide que lleguen. El asunto no es nada más cómo hacer para que llegue al poder el más apto, sino cómo hacer para que el más apto sea el más votado. La democracia debería servir a muchos, en nuestro sistema sirve a pocos, y éstos se sirven de los muchos.

Lorena Olvera es maestra de Formación Cívica y Ética. Como ella, muchos están en la banca o en la tribuna. Si fuera su papá, no sabría qué decirle. Si fuera yo un político (con algo de vergüenza), le pediría perdón.

http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=34339

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Bullying judicial

Carlos Requena / El Economista

crequenaCada día, delincuencia e impunidad dejan su imborrable huella en la vida de los mexicanos. Afligidos y ofendidos, mujeres y hombres de todos los rincones de México pierden su sentido de justicia, convirtiéndola en uno de sus más grandes anhelos, quizá el mayor de todos. Esta aspiración pone enorme peso en los hombros de los encargados de procurarla y administrarla. Sin exagerar, la carga es terriblemente compleja y está llena de desafíos.

El Consejo de la Judicatura Federal debe seleccionar a 50 jueces de Distrito especializados en el nuevo sistema penal acusatorio que entrará en vigor en el 2016 y a otros jueces de Distrito de competencia mixta. En los exámenes recientes, sólo uno de cada tres aspirantes a jueces orales fue aceptado. Y es que se trata de funciones cruciales que demandan altísimas capacidades y habilidades humanas, sabedores de que el Derecho -como sistema de normas- es insuficiente, por sí mismo, para generar condiciones de justicia.

Los profesionales del Derecho cuentan con el Instituto de la Judicatura Federal que, bajo la dirección del magistrado Julio César Vázquez-Mellado, realiza una invaluable labor formativa y de actualización. Pero también es una realidad que los descomunales retos ubican a los jueces y magistrados mexicanos en el ojo del huracán, exigiéndoles no solamente talento, experiencia y preparación, sino valor, principios firmes, imparcialidad y compromiso inalterable con la justicia y los derechos humanos. Equivocados están quienes asuman que sólo se trata de “capacitación”, pues la importancia radica en su “formación” para dotarlos de criterio y conciencia.

Los impartidores de justicia no son inmunes a tensiones en todos los flancos, desde las que tienen que ver con infraestructura y recursos hasta las vinculadas a cargas de trabajo, estrés, ambiciones, tentaciones y presiones diversas. Algunos jueces y magistrados reconocen la existencia de una especie de bullying proveniente de sus propios tribunales superiores o supremos y de los poderes ejecutivos, a través de las judicaturas. En defensa propia, un grupo de juzgadores de los poderes judiciales locales y del federal, crearon una asociación inédita a la que llamaron Proiudix, para apoyar a jueces y magistrados perseguidos. La iniciativa es promovida por el magistrado en retiro, Gonzalo Vergara Rojas, con el apoyo del ex ombudsman capitalino, Luis de la Barreda. Ciertamente, cualquier acción promotora de la verdadera autonomía judicial es bienvenida.

GOBERNANZA, LA NUEVA RESPUESTA

¿Cuál es el principal desafío que enfrenta hoy un Estado democrático? Si pensó en desarrollo sustentable o globalización, sin duda está muy cerca, pero no llegó al punto exacto. La vertiginosa era tecnológica o del conocimiento y las nuevas realidades geopolíticas exigen a los gobernantes del mundo novedosas formas de conducción y manejo del poder.

La gobernanza es la respuesta. Es el eje fundamental para el desarrollo de las ciudades inteligentes y sustentables, a través de acciones vanguardistas de participación ciudadana y consensos sociales. La tradicional “gobernabilidad” considera que el Estado debe gobernar a sus gobernantes, pero hoy la “gobernanza” implica gobernar con sus gobernantes. Los paradigmas nacionales y globales deben atender a estrategias innovadoras entre gobiernos y sociedades.

http://eleconomista.com.mx/columnas/columna-especial-politica/2014/08/24/bullying-judicial

Publicado en Cultura de la Legalidad, Gobierno | Deja un comentario

Democracia dispendiosa

El descaro que caracteriza la disposición de los recursos públicos parte de la creencia de que no tiene consecuencias, que todos lo hacen y, especialmente, que el dinero público es una bolsa infinita de la que se puede disponer. La cuestión no está en quién gasta, sino quién lo permite.

Fuente: Federico Berrueto / Milenio

dispenAl momento el país debate el miserable salario mínimo, se conoce de las exigencias del INE y de los diputados sobre un descomunal presupuesto con números al alza. En el caso de los diputados se tiene la impudicia de argumentar que es el incremento menor en la historia reciente. Los del INE se amparan en las 74 nuevas funciones para que el presupuesto de 2015 sea mayor que el de la elección presidencial pasada. Un país que vive bajo una obscena desigualdad frente a una insensible e insaciable clase política.

El gasto es excesivo por las instituciones que la democracia creó para controlar al gobierno y darle voz y fuerza al ciudadano: legisladores, INE y la diversidad de organismos autónomos. Las remuneraciones y beneficios de los altos funcionarios no tienen precedente, así sean ministros de la Corte, consejeros del INE, magistrados del Trife, los del IFAI, Ifetel, Cofeco, Banxico y muchos tantos más. En términos de gasto y también de remuneraciones, México es una de las naciones que más dinero dispone para ello, al tiempo que tiene la menor recaudación.

El tema del excesivo gasto público no es económico, es fundamentalmente ético. El descaro que caracteriza la disposición de los recursos públicos parte de la creencia de que no tiene consecuencias, que todos lo hacen (recuérdese que los demócratas legisladores determinaron en la Constitución que, para garantizar calidad y autonomía de los consejeros electorales, éstos obtendrían el mismo ingreso que los ministros de la Corte) y, especialmente, que el dinero público es una bolsa infinita de la que se puede disponer.

Antes de que llegara la democracia, las buenas cuentas eran tarea de la Secretaría de Hacienda. Hubo titulares de excelencia y otros no tanto. Se dice que el desorden inició cuando el gasto se trasladó de Hacienda a Los Pinos. De hecho, en esos años de pesadilla se creó la Secretaría de Programación y Presupuesto, de donde salieron los últimos tres presidentes antes de la democracia; los magros resultados llevaron a su desaparición en 1992.

El problema está en la Cámara de Diputados. Así es porque a ésta corresponde la aprobación del presupuesto y también cuidar su debida aplicación mediante la Auditoría Superior de la Federación. La democracia logró el anhelo de someter al Presidente y al gobierno al dictado de la mayoría de los diputados. En 1997 Porfirio Muñoz Ledo se engolosinaba al encarar al Presidente con el “juntos somos más que vos”, al tiempo que el presupuesto se definía a partir del cálculo político de los legisladores. Así se incrementaron los recursos a los grandes municipios, entonces gobernados por Acción Nacional. También los partidos se volvieron lucrativo negocio por las prerrogativas. Mucho gasto, nada de ingreso. La riqueza petrolera ya en los años de la transición se dilapidó en financiar el déficit fiscal. Con el PAN se creyó que habría más austeridad, menos dispendio, más probidad. No sucedió.

En este proceso de desorden presupuestal y de arrebatiña por los dineros ajenos merece especial atención el gasto electoral. Con la pretensión de poner freno a la disposición de los recursos públicos en 1996 se financió generosamente a los partidos. Todos recibieron mucho dinero, incluso aquellos con insignificantes votaciones. También al IFE y al Trife se les dotó de una amplia y costosa burocracia para organizar una elección cada tres años. La llamada normalidad democrática se construyó a golpes de presupuesto. Los partidos no se modernizaron, tampoco se abrieron a la sociedad. Cuando llegó el dinero al PRD de López Obrador se dijo que lo destinaría a indemnizar las familias los caídos en la persecución salinista y el PAN de Felipe Calderón que lo dedicaría a libros. Tampoco sucedió.

Pero la cuestión no está en quién gasta, sino quién lo permite. La Cámara de Diputados y el Senado de la República participaron del juego del desorden y abuso. Allí está el trabajo de Integralia, coordinado por Luis Carlos Ugalde para conocer un poco de lo que acontece en una de las áreas públicas de mayor opacidad sobre el manejo de los recursos públicos. En el periodo 1998 a 2014, el incremento de gasto de la Cámara de Diputados y del Senado ha sido de 350 por ciento, el del IFE-INE, con varias reformas para disminuir el gasto electoral, fue de 206%.

Recientemente integrantes de la Cámara de Diputados han sido objeto de cuestionamiento. Lo de menos es el descuido en sus actividades privadas, lo que importa es el desempeño y como tal son sumamente grave las denuncias de alcaldes por extorsión en la aplicación del presupuesto federal. Ahora, hay que decir, más que eso, que el problema está en incumplir su responsabilidad en cuidar el gasto y buen manejo de los recursos públicos. La democracia, uno de los mayores logros del México moderno, ha dado lugar a una generación de políticos gastalones e irresponsables con los recursos públicos.

fberruetop@gmail.com

Twitter: @berrueto

http://www.milenio.com/firmas/federico_berrueto/Democracia-dispendiosa_18_360143996.html

Publicado en Cultura de la Legalidad, Gobierno | Deja un comentario