Desconfianzas

Juan Villoro / Periódico AM

concienciaLa Autopista del Sol sirve de terapia a los automovilistas del DF y es tan cara como el psicoanálisis. Hace unos días recuperé la sensación de libertad que dan las rutas despejadas y comprobé que eso cuesta.

Después de Cuernavaca, dejé pasar la Fonda Cuatro Vientos, célebre bastión de la cecina, confiado en que encontraríamos otro sitio para desayunar.

Nuestro destino era Ayotzinapa y aún teníamos varias casetas por delante, pero a diferencia de lo que ocurre en otras carreteras, donde los puestos de barbacoa son más frecuentes que las gasolineras, sólo encontramos un restaurante cerca de Ixtla.

Entramos a un sitio con coloridos muebles de madera y piñatas colgadas del techo. Los baños estaban en perfecto estado, había un bar bien surtido y la carta ofrecía suficientes guisos para compensar la austeridad de la cecina.

Nos atendió un hombre alto, moreno, con un bigote espeso que resaltaba su sonrisa. Trajo unos totopos de cortesía y recomendó que viéramos la carta sin prisa.

Fui a lavarme las manos. Al volver a la mesa, mi acompañante dijo:

-Me preguntaron adónde íbamos y no supe qué decir.

¿Era seguro informar que nos dirigíamos a Ayotzinapa? La paranoia tiene muchas formas de llegar a la mente mexicana. Ir al sitio donde estudiaban los 43 estudiantes desaparecidos abría inciertas posibilidades.

@JuanVilloro56

Nota completa: http://www.am.com.mx/opinion/leon/desconfianzas-16936.html

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

¿Buenos policías? Ahí está Renato Sales

Fuente: Rubén Cortés / La Razón

polfrEs penoso que la fuga de El Chapo ponga en duda la calidad de toda la Policía y el mundo crea que México anda como Diógenes con una lámpara, pero buscando a un policía honesto. Más: ¡a un buen policía!

El escape fue la madre de todos los desastres y, peor todavía, tras leer a Carlos Loret de Mola (http://www.eluniversal.com.mx/entra…)

Sin embargo, la tasa de homicidios bajó 31 por ciento, la delincuencia organizada, 25; la mayor disminución de muertes ocurrió en estados con mayor presencia del narco y pasamos de 14 estados violentos en 2012 a cinco en 2014, según el Índice Global del Instituto para la Economía y la Paz.

Los secuestros cayeron 35 por ciento durante el primer trimestre de este año en relación con el mismo periodo de 2014. En este caso, el éxito se produjo después de que el Presidente designó un Zar Antisecuestros el 28 de enero del año pasado, en la figura de Renato Sales.

El secuestro iba en alza, con un aumento de 27 por ciento en 2013, y sólo de 2006 a 2012 fueron asesinados seis de cada cien secuestrados. Pero Renato Sales se encargó del tema, con sus atributos como procurador de justicia, legalista y policía investigador, político sin partido y funcionario acreditado.

ruben.cortes@razon.com.mx
@ruben_cortes

Nota completa: http://www.razon.com.mx/spip.php?page=columnista&id_article=271049

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Cultura de la denuncia: de las redes a lo material

El temor de las víctimas a sufrir represalias tras hacer una denuncia es lo que les impide levantar la voz.

Fuente: Observatorio Nacional Ciudadano

Saber lo que es justo y no hacerlo es la peor de las cobardías.

Confucio

oncLa cultura de la denuncia en nuestro país siempre ha sido un tema de diversas aristas y sin sabores, por un lado, se involucran de entrada los valores de civismo, búsqueda del bien común y justicia, que alientan al ciudadano a defender lo noble y digno, desechando aquello que degrade el entorno en el que vive; por el otro implica tener la confianza de que existen instituciones sólidas y con intachable prestigio, que serán capaces de llevar a buen cause el reclamo hecho por las víctimas o testigos de cualquier tipo de atropello.

Cuando ninguna de las dos variables parece materializarse nos encontramos ante una realidad amarga: La carencia de información confiable, pronta e integrada, que permita al ciudadano entender todo aquello que lo rodea y participar activamente en las decisiones comunes y retos diarios. Ante dicha circunstancia, sumemos que cada vez es más amplia la distancia entre ciudadanos y gobierno, resultados cuestionados, inquietudes no escuchadas y enlaces perdidos.

Esta situación tan presente en todo el país, es también palpable en el estado de Veracruz, donde hay eco de una cifra escalofriante: sólo 5 de cada 100 delitos son denunciados. La famosa cifra negra a la que se refiere la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) es un foco rojo en materia de participación ciudadana, lo mismo que de efectividad de las autoridades.

Cuando la denuncia es casi nula ¿quién falla? ¿el gobierno o la ciudadanía? Ambos, la falla está en el distanciamiento de todos los actores. Este clima de desconfianza es caldo de cultivo para que la ola de criminalidad siga acrecentando su capacidad de operación, y lo más lamentable, golpeando el sentir colectivo, permeando el miedo, robando la tranquilidad y cerrando el paso a vislumbrar un mañana con optimismo.

@ObsNalCiudadano

Nota completa: http://www.eluniversal.com.mx/blogs/observatorio-nacional-ciudadano/2015/08/3/cultura-de-la-denuncia-de-las-redes-lo-material#.Vb74vBuNXCY.facebook

 

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Cuando el futuro los alcance

Fuente: Javier Solórzano Zinser / La Razón

paralaLo que no resuelva la Presidencia y el gobierno en su conjunto tarde que temprano se le va a venir encima. Si no le dan salida satisfactoria a asuntos como la Casa Blanca, Malinalco, Grupo Higa, Ayotzinapa, Tlatlaya, Zacatecas, la vergonzosa fuga de El Chapo, el asesinato de periodistas, más todo lo que se vaya sumando, al final del sexenio al Presidente y a su equipo les van a pasar la factura.

Lo que no resuelva en su administración va a tener un costo que puede alcanzar costos personales graves e inéditos. Una cosa es pasar facturas teniendo al PRI en Los Pinos en el 2018, y otra es teniendo a la oposición en la casa presidencial.

Incluso teniendo al PRI, por lo que se está viendo y viviendo, quien llegue tendrá que hacer un corte de caja para su propia legitimidad, y porque el país ya no está para pasar por alto los graves niveles de corrupción.

Quien llegue a Los Pinos en el 2018 va a tener que atender lo que a tres años del cambio ya es una exigencia social: investigar la corrupción. El tiempo pasa y temas como la Casa Blanca y otros están bajo la pasividad de la Función Pública y de su ausente titular.

@JavierSolorzano

Nota completa:

http://www.razon.com.mx/spip.php?page=columnista&id_article=271348

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

El miedo del periodista

Fuente: Jesús Silva-Herzog Márquez / Reforma

mordazaTenía razón Montesquieu al advertir que, en el fondo, lo que cuenta en la política es la naturaleza de las emociones que nos vinculan. El viejo aristócrata sabía perfectamente bien que las reglas eran cruciales. Si el poder se concentra en una sola persona (o en una sola institución o en un solo grupo) habrá abusos. Sólo con equilibrios puede haber tranquilidad. Pero esa prudencia institucional, esa apuesta por los contrapesos expresaba su confianza en que podría cultivarse un tipo de relación social. La moderación permitiría la convivencia. El barón creía que la convivencia civilizada podía asentar en la deferencia o en la igualdad. República y monarquía podían ser escenarios auspiciosos de la civilidad política. El tuteo de la igualdad o las reverencias de la jerarquía podrían acoger algún tipo de convivencia digna. Sólo un sentimiento la haría imposible: el miedo.

El miedo era la emoción primigenia, la pasión política elemental. De ahí viene la política y ahí regresa cuando se rompen las reglas, cuando degeneran las instituciones, cuando se carcome la confianza. Montesquieu sabía que la arquitectura de la libertad era compleja y exigente, mientras que la estructura del despotismo era lo más simple del mundo. Dejada la cosa pública al garete, el despotismo del miedo se impondrá. La crisis política que es desconfianza en los órganos representativos, ineficacia de las estructuras de seguridad, captura del Estado se refleja en esa emoción desparramada: temor.

Lo escribo cuando vuelven las noticias de un periodista amenazado que termina torturado y muerto. Es, otra vez, un periodista veracruzano que paga con su vida el atrevimiento de indagar y de retratar las atrocidades de nuestro momento. El periodismo es una profesión altamente riesgosa en México. No lo es solamente por la intimidación y la crueldad del crimen organizado sino también por la incompetencia y la arbitrariedad de los gobiernos locales. Es importante volver a decirlo: la inseguridad del periodismo es la inseguridad de todos. Si las agresiones a los periodistas merecen atención especial es porque desarrollan una tarea pública que a todos importa. Cuando los profesionales de la información no cuentan con condiciones para ejercer su trabajo es a la sociedad entera a quien se agrede. El temor que siente un reportero al hacer su trabajo es nuestro. Quieren silenciarlos para que seamos todos sordos. Quieren tapar la verdad para que todos seamos ciegos. Quieren callarlos para que todos nos volvamos mudos.

@jshm00

Nota completa: http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=68339&_ec_=1

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Corrupción e impunidad

Fuente: Joel Salas Suárez / Reforma

50yCorrupción e impunidad son dos lastres de nuestra democracia. Más que un diagnóstico, éste es ya un lugar común. Combatirlos exige soluciones por dos vías: la electoral y la institucional. La primera permitió modificar las reglas de acceso al poder y consolidar una democracia electoral; en la institucional, diversos actores han exigido e impulsado la creación del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) y el Sistema Nacional de Transparencia (SNT).

No cabe duda que el reto es grande. Sin embargo, las instituciones implicadas deben ser prudentes en cuanto a las expectativas que puedan generarse. No deben prometer lo imposible, sí fomentar acciones y precisar el carácter gradual de la solución. Ambos, el SNA y el SNT fueron creados para transformar la relación entre autoridades y población y restaurar el vínculo de confianza entre ellos, pero su implementación debe prever cuidadosamente los tiempos y capacidades institucionales necesarias.

El SNT deberá garantizar el derecho de acceso a la información pública de cada mexicano para conocer sobre qué se decide y hace en atención a sus demandas, así como para saber cómo se gasta cada peso de los recursos públicos y detonar procesos de rendición de cuentas. El SNA permitirá denunciar ante la Fiscalía Especial para el Combate a la Corrupción (FECC) y que la PGR integre la averiguación para ejercer acción penal contra servidores públicos que hayan cometido actos de corrupción. También permitirá denunciar ante la Secretaría de la Función Pública para que ejerza acción administrativa. Mediante estas dos vías se fortalecerá la rendición de cuentas y podrá atajarse la impunidad.

@joelsas

Nota completa: http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=68052

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

El México bronco

Fuente: Sergio Aguayo / Reforma

rescLa Comisión Nacional de los Derechos Humanos presentó un duro informe sobre la tragedia en Iguala. Para aquilatarlo hay que revisar el contexto.

En 1968 el presidente Gustavo Díaz Ordaz ordenó operativos que provocaron violaciones masivas de derechos humanos y la muerte de 44 inocentes en Tlatelolco (utilizo la cifra de Kate Doyle y Jacinto Rodríguez Munguía). Era el monarca de un Estado fuerte que controlaba a casi toda la sociedad con mano de hierro; entonces no había instituciones que ampararan víctimas.

Después del 68 vino una apertura que Jesús Reyes Heroles justificó con dos frases que formarían parte del lenguaje político cotidiano. Para evitar al “México bronco” el priismo debía crear instituciones que frenaran los abusos porque “lo que resiste apoya”. El político veracruzano fue celebrado y citado una y otra vez; pero rápidamente fue desechado.

Hace 25 años nació la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Al principio señaló los errores, omisiones y excesos de los gobernantes. Los partidos pronto la castraron echándole talegas de presupuesto y poniéndole presidentes grises y timoratos. Se convirtió en una costosa burocracia, utilizada para cultivar clientelas y complicidades (algunos senadores fueron muy favorecidos). Durante muchos años fue un ostentoso florero que se ponía en los presídiums para pregonar el falso compromiso del Estado con los derechos humanos.

@sergioaguayo

Nota completa: http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=67980

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Trata

Fuente: Javier Solórzano Zinser / La Razón

trataAyer en el Senado se celebraron dos reuniones importantes e interesantes. La trata de personas fue vista bajo la óptica de un grupo de destacados especialistas. La convocatoria de la Comisión de Trata de Personas, encabezada por la sensible y comprometida senadora Adriana Dávila, tuvo la virtud de saber a quién invitar y, sobre todo, saber escuchar.

El motivo de las mesas, se han organizado un total cinco, es tener elementos que permitan tener bases para que la ley de trata tenga que ver con la realidad brutal que se vive en el país.

Se requiere de nuevos instrumentos legales derivados de un diagnóstico preciso y sobre todo que tenga que ver con lo que pasa, no con lo que se imagina o supone. La actual ley ha quedado rebasada. A pesar de que la de 2012 fue un gran paso, hoy el escenario es otro. Muchos de sus enunciados son confusos y no definen el estado de las cosas.

En la mayoría de los casos la trata es relacionada con la violencia en la actividad sexual en todos los niveles. Sin embargo, la trata se presenta en muchas áreas dentro de las que está lo laboral, lo cual a menudo se minimiza o se le ve como “normal” porque se le considera, en el absurdo, como parte del mercado de trabajo.

@JavierSolorzano

Nota completa:

http://www.razon.com.mx/spip.php?page=columnista&id_article=270900

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Intereses políticos minan la efectividad de cualquier política de seguridad en México

Desde que inició la transición política en el país, los pleitos entre partidos políticos han obstaculizado el diseño, planeación y ejecución de una política de seguridad de Estado contra organizaciones criminales, explica el investigador Luis Astorga.

Fuente: Tania L. Montalvo / Animal Política

tun2La fuga de Joaquín El Chapo Guzmán el 11 de julio pasado llevó al Partido Acción Nacional (PAN) a solicitar la renuncia de prácticamente todos los titulares del gabinete de seguridad del priista Enrique Peña Nieto. Cuando, en 2001, el capo escapó del penal de Puente Grande en Jalisco, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) exigió básicamente lo mismo y que el gobierno del panista Vicente Fox asumiera “responsabilidad absoluta” en los hechos.

En los dos casos, con casi tres lustros de diferencia, la fuga del Chapo se convirtió en pretexto para que el partido opositor acuse de incompetencia a la gestión en turno, pero no para asumir responsabilidad sobre el trabajo que cada gobierno —tanto los del PRI como los del PAN— realizaron parafortalecer las instituciones y combatir la corrupción, lo que ha sido clave para las hazañas del capo.

“Las organizaciones criminales han aprendido que tenemos instituciones débiles,que los pleitos entre los distintos partidos políticos son muy fuertes y que no hay cooperación o colaboración no sólo entre partidos, sino entre las distintas fuerzas de seguridad de los distintos niveles de gobierno porque todo está cruzado por los intereses políticos”, explica en entrevista el investigador y especialista en el estudio del tráfico de drogas, Luis Astorga.

@tanlmont

Nota completa: http://www.animalpolitico.com/2015/07/intereses-politicos-minan-la-efectividad-de-cualquier-politica-de-seguridad-en-mexico/

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Abusos

Mañana es el Día Mundial Contra la Trata de Personas. La Organización de las Naciones Unidas (ONU), en su convención contra la delincuencia organizada transnacional del 15 de noviembre de 2000, aprobó el protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente la de mujeres y niños. Acuerdo firmado por México el 13 de diciembre y suscrito por el Senado de la República, con vigencia a partir del 11 de junio de 2011.

Fuente: Juan Carlos Sánchez Magallán / Excélsior

traficochSin embargo, en nuestro país sólo 25 entidades federativas tipifican en sus legislaciones locales este delito, debiendo armonizarlas con la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia de las Víctimas de estos Delitos, cuyas víctimas principalmente son mujeres, niñas, niños y adolescentes.

El Protocolo de Palermo lo define con claridad: por “trata de personas” se entenderá la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Está incluida la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos.

La trata de personas es un flagelo mundial y es de los delitos más vergonzosos que existen, pues priva de su dignidad a millones de personas en el mundo. La forma más conocida es la explotación sexual, pero cientos de miles de víctimas lo son con fines de trabajo forzoso, servidumbre doméstica, mendicidad infantil, etcétera. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), 2.4 millones de personas son víctimas y las ganancias que reporta este delito ascienden a unos 32 mil millones de dólares anualmente. En Europa es uno de los negocios más lucrativos de que son presas las personas más marginadas de mundo; los tratantes consideran a las personas meras mercancías.

Nota completa: http://www.excelsior.com.mx/opinion/juan-carlos-sanchez-magallan/2015/07/29/1037248

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario