Mariguana medicinal: la simulación

Fuente: Yuriria Sierra | Excelsior

09 de Diciembre de 2016. “Estamos en la antesala de que, 1) Reparen el camino, que den pasos adelante en el cual, sobre todo, propongamos que haya una mayor prolijidad al uso médico de la mariguana que tiene sobradas características y sobrados estudios médicos respecto del por qué sí debe avanzar; y 2) El tema de otros usos, iniciar un proceso regulatorio que es mucho más benéfico que seguir de derrotistas con la prohibición, que lo único que deja es una secuela interminable de daños colaterales, como lo llaman las autoridades, aunque nosotros les llamamos muertos y desaparecidos, pero esa es la realidad que vive el país. Resultaba muy preocupante que en un acto que requeriría calidad de estadista, Presidencia opte por prohibir aún más, cuando lo que tenemos que hacer es apostar a la regulación, como está sucediendo en California….”, me dijo ayer Juan Francisco Torres Landa, uno de los fundadores de SMART, que hace un año ganaba en la Corte la posibilidad de utilizar mariguana con fines recreativos, respecto de la discusión que se generó ayer en el Senado sobre la posibilidad de que se permita su uso con fines médicos.

“La legalización es una tendencia global. No me refiero a una moda, sino a que los países que debaten y legislan al respecto vieron una opción viable para corregir o hacer más completos sus esquemas de combate al consumo y tráfico de drogas. Yo misma aplaudí el hecho de que la Presidencia anunciara los debates de los que ayer habló Osorio, tras el pase para gol que representaba el fallo en la SCJN del ministro Zaldívar…”, escribí hace un año en este espacio, cuando Enrique Peña Nieto dijo que jamás permitiría que sus hijos usaran la mariguana con fines recreativos.

Ahora la discusión sobre la cannabis medicinal está de nuevo en el aire, porque el Senado discute una nueva iniciativa que más que abrir las posibilidades, lo único que pretende es criminalizarla otra vez. “Otra enorme deficiencia es que no se permite la producción nacional. Aun si se permite el uso medicinal, no están avalando el cultivo local, lo que es una tontería, porque implica que el favorecimiento hacia campesinos y sectores agrícolas, vaya fuera de México (…) estamos gastando divisas en importar sustancias que podríamos generar localmente y que brindaría paz, orden a un estado como Guerrero…”, me agregó Torres Landa, hablando de lo que sucede con un medicamento como la morfina, derivado de la amapola, una de las joyas de la corona agrícola de uno de los estados más pobres y violentos del país.

Le tienen mucho miedo a este debate (o tienen grandes negocios con quienes se benefician de los altos precios producto del prohibicionismo). Incluso a partir de lo resuelto en la SCJN respecto de la mariguana lúdica y recreativa, opositores a esto comenzaron a actuar para romper el camino a la jurisprudencia que permitiría hacer de una tendencia, una ley, un precedente obligatorio. La Cofepris tampoco ha ayudado, pues no ha resuelto los amparos que desde hace un año varios ciudadanos han solicitado para que se les permita, así como a los cuatro fundadores de SMART, hacer uso lúdico de la mariguana. Nada más le están dando la vuelta con discusiones que no llevan a nada: “PRI, PAN, PRD y PVEM en el Senado lograron esta tarde un acuerdo para incluir en la mariguana medicinal a los derivados de la cannabis en concentraciones de 1% o menores de THC y que tengan amplios usos industriales, lo que implica que el cáñamo puede ser comercializado,

 

Leer nota completa: excelsior.com.mx/opinion/yuriria-sierra/

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

La tarea del ombudsman

Fuente: Luis de la Barreda Solórzano | Excelsior

08 de Diciembre de 2016. En las dictaduras no existe: los dictadores no lo tolerarían. En los regímenes democráticos juega un papel de enorme relevancia: el ombudsman, defensor público de los derechos humanos, tiene como función principal combatir los abusos de poder.

La brillante jurista y académica Ana Laura Magaloni, miembro del poder constituyente que confecciona la Constitución de la Ciudad de México, señala (Reforma, 26 de noviembre) que la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) fue una pieza central para cambiar el statu quo de los derechos humanos durante los años de transición a la democracia, pero posteriormente los mecanismos de protección de esos derechos —recomendación, conciliación y orientación al quejoso— se volvieron fórmulas desgastadas y poco efectivas.

Magaloni observa que los jueces de amparo tienen mucho mejores instrumentos que la Comisión para ese propósito: sus sentencias, a diferencia de las recomendaciones de la Comisión, son vinculantes jurídicamente; si la autoridad no las acata, los jueces pueden inclusive ordenar su destitución. Sin embargo, el acceso a los jueces es restringido, pues sólo quienes tienen dinero e información para contratar a un buen abogado pueden defenderse a través de un amparo.

De 2003 a 2015 —advierte Ana Laura—, la CDHDF recibió en promedio 7,306 quejas al año. De ellas, sólo 0.29% terminó en una recomendación, es decir, 21 recomendaciones al año, de las cuales, en promedio, fueron aceptadas por la autoridad 47%, esto es 8. El resto de las quejas se resuelve con orientaciones al quejoso. Así —lamenta Magaloni—, “para los ricos una sentencia de amparo, y para los pobres una ‘orientación’ de la Comisión”.

Para que esa situación comience a cambiar, propone la diputada constituyente, la CDHDF debe transformarse en una defensoría pública en los ámbitos de los casos penales y de violación a derechos humanos, sin perder su facultad de emitir recomendaciones. Se trata de que la protección de los derechos humanos de los más débiles pase de la arena política a la jurisdiccional.

No es una propuesta plausible. Si la Comisión se convirtiera en defensoría de oficio, tendría que defender a todos quienes lo solicitaran, fueran cuales fueren las pruebas del respectivo expediente, las cuales podrían en muchos casos ser suficientes para demostrar la culpabilidad del acusado. En esos casos, la Comisión se convertiría en lo que sus detractores, hasta ahora sin razón, le han imputado: defensora de delincuentes.

Además, la Comisión tendría que defender, si se lo pidieran —pues la defensoría de oficio no puede negar sus servicios a quienes lo soliciten—, a los servidores públicos que ella misma hubiera señalado como autores de abusos de poder y recomendado que, por ende, se les sometiera a un procedimiento penal: ¡sería acusadora y defensora de los mismos individuos!

Por otra parte, asignarle a la Comisión la defensoría de oficio sería sobrecargarla de funciones, y esa sobrecarga se traduciría en mayor rezago del que ahora padece. La defensoría de oficio no debe ser apéndice de ninguna otra institución. Desde luego, es preciso que los defensores públicos tengan la formación adecuada, salarios y prestaciones decorosos y carga de trabajo razonable.

 

Leer nota completa: excelsior.com.mx/opinion/luis-de-la-barreda-solorzano/

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Cuentos chinos

Fuente: Carlos Elizondo Mayer-Serra | Excelsior

08 de Diciembre de 2016. Los recién estrenados gobernadores de Veracruz, Chihuahua, Quintana Roo y Durango, por citar los casos más visibles, han encontrado sus entidades con finanzas públicas destrozadas. La información contable de estos estados son puros cuentos chinos que permitieron enriquecer a los gobernadores anteriores. La respuesta de los nuevos gobernadores ha sido pedirle dinero a la Federación.

Ésta no se los ha dado. Tiene razón, siempre y cuando sea parejo con todos y no favorezca a las entidades donde habrá elecciones el año entrante. Rescatar a los estados quebrados sería premiar el descontrol y el despilfarro.

La Federación está conformada por estados libres y soberanos. Esto lo tienen claro los gobernadores cuando la Federación los presiona para actuar en cierto sentido. Se les olvida cuando extienden la manita para pedir dinero o, en las recurrentes crisis de seguridad, la protección de las fuerzas federales.

Sin embargo, el gobierno federal es cómplice, en el mejor de los casos por omisión, de ese desorden. La Auditoría Superior de la Federación detectó desvíos por miles de millones de pesos en varios estados y presentó ante la PGR decenas de denuncias. Ésta no hizo nada. Tampoco fueron efectivos todos los instrumentos en manos del SAT y de la Unidad de Inteligencia Financiera para detectar las increíbles redes de corrupción y lavado de dinero, tanto por su monto como por su descaro. Abrir una empresa y registrarla ante el fisco está plagado de controles para un ciudadano común y corriente. No para las empresas fantasmas utilizadas por gobernadores. Los empresarios se quejan de todas las dificultades para poder cobrar un contrato celebrado con el gobierno. No cuando se es el prestanombres del gobernador. Los controles en el SAT obligan a los causantes a tener que renovar recurrentemente la firma electrónica con datos biométricos. No debe haber sido  así para la mamá del gobernador. Estas redes de corrupción organizada caen bajo la ley de crimen organizado, también de responsabilidad federal. Más claro aún si estuvieran vinculadas con el narcotráfico, como el caso del exgobernador priista de Tamaulipas Tomás Yarrington.

También es responsable del desastre el propio Congreso. Tras el escándalo de las deudas y desvíos en el anterior gobierno de Coahuila, se aprobó una ley para evitar que los gobiernos estatales o municipales pudieran guardar deudas en los cajones. Sin embargo, no ha entrado en vigor, en parte por una diferencia entre ambas cámaras legislativas de cuál debería ser responsable de su vigilancia. Las entidades hoy deben más de 500 mil millones de pesos, cinco veces más que hace 15 años.

Celebro que el gobierno federal no se ponga a rescatar estados quebrados, pero encuentro frustrante su pasividad frente al desfalco. Debe ayudar a meter a los exgobernadores transas a la cárcel y recuperar el dinero robado. Ya hay un primer éxito de esto último en Veracruz. Lo revelador es que fue gracias a la información proporcionada del recién llegado gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, desde que era candidato. ¿La autoridad no tiene la capacidad de encontrar esa información? ¿O más bien no le interesa hacerlo?

Sin una actitud ejemplar contra los gobernadores delincuentes estas sorpresas seguirán sucediendo en cada cambio de gobierno. Se suponía que Humberto Moreira sería el último en poder hacer estas canalladas. Como nada hizo el gobierno frente a todas las evidencias de desvíos de los recursos públicos (el mexicano me refiero, el de Texas ha recuperado dinero desviado del erario de Coahuila), nada cambió.

Para el año entrante, además de todos los problemas de inseguridad, presión de grupos clientelares, necesidad de ajuste de las finanzas públicas, implicaciones de la Presidencia de Trump, el país tendrá que enfrentar las presiones de los grupos afectados por el impago de muchos gobiernos estatales. Estas entidades quebradas son un problema, pero el riesgo mayor es que se estén acumulando sorpresas similares en las finanzas federales. Supuestamente la contabilidad de las finanzas públicas federales es de mayor solidez. ¿Cómo podemos saber que no se están cocinando problemas que simplemente no podemos anticipar ahora? ¿Qué garantías tenemos de que el futuro presidente de México no encuentre cuentos chinos como los encontrados en varios gobiernos estatales?

@carloselizondom

 

Leer nota completa: excelsior.com.mx/opinion/carlos-elizondo-mayer-serra/

Publicado en Gobierno | Deja un comentario

Dr. Aki Hintsa

Fuente: Manuel J. Jáuregui | Reforma

08 Dic. 2016. No se requiere ser educador para hacer un diagnóstico, aunque sea parcial, de por qué la educación en México no avanza ni en las escuelas públicas NI EN LAS PRIVADAS. Esto, según han constatado las pruebas PISA, aplicadas a nivel mundial, y que nos dejan muy mal parados porque nuestros estudiantes caen en la categoría de “burros”, comparados con las estrellas mundiales. Y una explicación de por qué no aprenden puede hallarse en los estudios del Dr. Aki Hintsa, especialista finlandés en alto desempeño y en lo que él llamó “El Círculo de una Mejor Vida”.

Hintsa recién falleció a los 58 años, pero en mayo pasado en Lausana, Suiza, dio una conferencia en el “Brain Forum” (Foro del Cerebro) con sus teorías sobre qué se requiere para que una persona funcione en los ÓPTIMOS niveles de desempeño, tanto físico como mental. Para encapsular en este espacio una de las premisas presentadas por el Dr. Hintsa, basta señalar una de las conclusiones a las que arribó con tan sólo UNO de los elementos que menciona como parte integral del bienestar humano, la “recuperación”, que lleva a un equilibrio para funcionar de manera óptima: el VALOR del sueño. Con base en sus experimentos, el Dr. Hintsa demostró que un adulto requiere mínimo de 8 horas de sueño de calidad y los adolescentes hasta 10 horas. Dentro del citado “The Circle of Better Life” (El Círculo de una Mejor Vida), Hintsa, quien fue asesor del Gobierno de Finlandia y de su equipo olímpico invernal, demostró que el desempeño de una persona que duerme menos de lo requerido -unas 6 horas en lugar de 8- es comparable al de alguien que ha sido privado de sueño ¡por 24 horas!

El círculo completo de este concepto lo integran elementos adicionales: actividad, nutrición, RECUPERACIÓN (aquí es donde entra el sueño), biomecánica, es decir, las técnicas mismas de la disciplina en la que se pretende mejorar el desempeño, energía mental y bienestar general.

¿Por qué los estudiantes no aprenden? ¡Porque en el salón de clase, mayormente HAY BULTOS, no personas! Bultos porque se desvelaron haciendo tareas o trabajos EXTRA, aparte de haber estado todo el día en clases, y al día siguiente los levantan a las 6:00 o 6:30 para llegar a la escuela antes de las 8, con suerte en un buen vehículo, pero la mayoría en deficiente transporte público. Los horarios de las escuelas, mexicanas y en otros lados, son HORRENDOS y violan el “Círculo del Bienestar”, pues no dan tiempo a la RECUPERACIÓN. Están basados en las premisas de la era AGRÍCOLA de la humanidad, y no en la era tecnológica de hoy.

En muchas escuelas, los niños están sentados con la mirada vacía, distraídos, cansados, hartos desde las 8 de la mañana hasta las 3 o más, sin el adecuado tiempo para la actividad, nutrición y recuperación. Su cerebro está FATIGADO, saturado, no funciona bien, pues está privado de su equilibrio central (“core”, le llama Hintsa). Pero no sólo eso: tras un día completo en la escuela con las neuronas quemadas, los estudiantes llegan a casa A HACER TAREA… no hay respiro ni respeto a su círculo de bienestar.

No aprenden porque no pueden emplear su cerebro a fondo, y éste NO ES UN MÚSCULO, es un kilo de GRASA repleto de neuronas, que funciona con disparos eléctricos y que requiere un equilibrio delicado de componentes químicos que los propinan. Tras ser maltratado por no tener tiempo de recuperación, carece de capacidad de retención, de ATENCIÓN y es afectado incluso en sus funciones motrices, i.e., reflejos lentos.

 

Leer nota completa: reforma.com/aplicacioneslibre/

Publicado en Cultura de la Legalidad, Escolar | Deja un comentario

PISA: ¡Adelante la reforma!

Fuente: Claudio X. González Guajardo

07 Dic. 2016. Los resultados de la prueba PISA 2015 merecen los siguientes comentarios generales:

1. Países y provincias del Oriente lejano, representado por Vietnam (número 1 en Ciencias entre 70 participantes), Macao (2), Hong Kong (4), Singapur (5), Japón (6), Taiwán (9), Corea (10), continúan siendo los reyes de la educación mundial. Su eficacia educativa les asegura seguir gozando de niveles superiores de vida y de actividad económica.

2. Naciones de Europa, representada por Estonia (3), Finlandia (8), Irlanda (11) y Dinamarca (13) mantienen altos niveles de aprendizaje y por lo tanto de bienestar general.

3. Canadá (7) es el mejor sistema educativo en el continente americano. Estados Unidos (28) continúa lastrado por su incapacidad para incorporar a sus minorías, hispana y afro-americana, a rendimientos educativos más elevados.

4. Vietnam y varias provincias de China, así como Polonia (15) y Portugal (18) en el contexto europeo, continúan su rápido ascenso en la tabla educativa. Alientan la esperanza para todos los países en vías de desarrollo de que el avance no sólo es necesario sino posible. Llama la atención el caso de Vietnam, pues su PIB per cápita -que hace apenas unos años estaba por debajo de Oaxaca y Chiapas- es todavía inferior a nuestro promedio nacional, pues México alcanza un monto de 10,302 USD contra 6,022 del país del sudeste asiático.

5. Latinoamérica sigue decepcionando las aspiraciones de sus jóvenes a una mejor vida. El mejor ubicado es Chile (44), seguido de Uruguay (47), Costa Rica (54), México (56) y Colombia (57). La falta de preparación de su juventud postra a Latinoamérica. También explica en parte su altísimo nivel de desigualdad y su falta de movilidad social. La carencia de educación de calidad es el “talón de Aquiles” de nuestra región.

6. PISA 2015 sirve como la “línea de base” para medir la ambiciosa reforma educativa que México ha emprendido, misma que entró en vigor a principios del año 2014.

7. Comparado con ejercicios previos de PISA, estamos estancados en comprensión lectora y ciencias y hemos mejorado ligeramente en matemáticas. El desglose de los resultados indica que 8 de cada 10 jóvenes mexicanos reprueban o pasan con el mínimo puntaje la prueba de ciencias, comprensión lectora y matemáticas. En ninguna de las tres materias tenemos siquiera al 1% de los estudiantes en los niveles de excelencia.

8. En México la desigualdad en resultados educativos entre los que más y menos tienen es atemperada por los pésimos resultados de los primeros, los más privilegiados. El 10% más rico de México puntea por debajo del 10% más pobre de Canadá a los 15 años, y lo mismo sucede cuando nos comparamos con el decil más bajo de ingreso de Vietnam o Estonia. Los hijos de los mineros del Reino Unido alcanzan el mismo promedio que los hijos de empresarios y funcionarios de México, con todos sus privilegios. No tenemos una base preparada, pero tampoco una élite preparada. Si bien el mayor de los esfuerzos se debe poner en entregar oportunidades a quienes más las necesitan, no podemos dejar de señalar que ésta es una fuerte llamada de atención para la educación privada de nuestro país.

En resumen, un sistema educativo que le falla a entre tres cuartas partes y cuatro quintas partes de cada generación, es un sistema fallido. Tenemos que transformar a fondo dicho sistema, venciendo resistencias y reticencias. Oponerse a la reforma para conservar prebendas indebidas y corruptelas, como lo hacen la CNTE y otros grupos políticos y de interés, es traición a la Patria.

 

Leer nota completa: reforma.com/aplicacioneslibre/

Publicado en Cultura de la Legalidad, Escolar | Deja un comentario

Diez años

Fuente: Genaro Lozano | Reforma

10_d_1x06 Dic. 2016.  Hace una década, Andrés Manuel López Obrador había perdido la Presidencia de México por primera vez. La narrativa oficial era de alivio. “Cerquita nos pasó la bala”, decían quienes creían que AMLO era un peligro para México. “De la que nos salvamos”, repetían quienes pensaban que la diferencia del .56% había sido el mejor resultado para el país. El sexenio de Felipe Calderón iniciaba sin legitimidad y con el desafío de un movimiento que desconocía los resultados, tomaba Paseo de la Reforma y anunciaba la creación de una “presidencia legítima”.

La polarización del 2006 dividió al país y el escenario postelectoral nubló la conciencia de la opinión pública. Importó más el desafío de AMLO que los tambores de guerra que Calderón, en su performance de “Irresponsable en Jefe”, hizo sonar para legitimar su Presidencia. Cinco meses después de que el compadre del candidato del PAN anunciara su triunfo, el Presidente se puso la gorra militar y ordenó el envío de los primeros batallones a Michoacán. El país entró entonces en un periodo excepcional, en una crisis en la que el Ejecutivo expandió sus poderes constitucionales para hacer frente a un enemigo y usar el miedo como el motor de una unidad que las urnas no le dieron.

Diez años en los que normalizamos la violencia hasta hacerla el pan nuestro de cada día. Las portadas con descabezados, granadas, casacas militares, periodistas desaparecidos, levantados, cuerpos en bolsas negras y conferencias de prensa que se volvieron partes de guerra. El conteo de la muerte inoculó nuestra capacidad de asombro. Pronto empezaron las marchas lideradas por Javier Sicilia, una más de las víctimas de la guerra de Calderón. A partir de ese momento, la labor de los medios y la atención del país se centró en la pregunta ¿y cuándo terminará la violencia?, ¿y cuándo “ganaremos” la guerra? No hubo respuesta. Sigue sin haberla.

Diez años en los que Acapulco dejó de ser el destino de fin de semana de muchos capitalinos y en los que los acapulqueños vieron cómo su paraíso se convirtió en un infierno tropical, como casi todo el país. Retenes militares ocuparon el lugar de vendedores ambulantes. En lugar de cocos y aguas, la vendimia se convirtió en los “daños colaterales”, como la muerte de los niños Bryan y Martín, asesinados por militares en un retén en Tamaulipas.

Diez años en los que Monterrey dejó de ser una ciudad segura, el flujo de empresarios a la sultana del Norte cambió por el flujo de militares. El centro de Monterrey se volvió un lugar inhóspito, los bares cerraron, el ruido de las balaceras ocupó el lugar de la música de las discotecas.

Y tras lo que el periodista Ernesto Núñez ha llamado como el “sexenio fallido” vino el cambio de gobierno. El regreso del PRI en el 2012. Un gobierno que cambió la narrativa de la tragedia nacional. En lugar de las balas, había que “Mover a México”. A los conteos de las cifras de muertos lo sucedieron los anuncios de las reformas estructurales. A la violencia por el narcotráfico la sucedió el cinismo de la corrupción rampante, la superficialidad como acto de gobierno y la opacidad de las cifras de la violencia. Desde hace 4 años, no sabemos cuánta gente sigue muriendo ahora por la guerra de Peña Nieto. La importante investigación de Animal Político y Data Cívica así lo denuncia.

@genarolozano

 

Leer nota completa: reforma.com/aplicacioneslibre/

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Sin entender

Fuente: Pascal Beltrán del Río | Excelsior

06 de Diciembre de 2016. El próximo 11 de diciembre se cumplirán diez años de que el entonces presidente Felipe Calderón emprendió lo que algunos han dado en llamar “guerra contra el crimen organizado”.

Si tomamos en cuenta que su antecesor, Vicente Fox, realizó un esfuerzo similar, sólo que con soldados uniformados como si fueran civiles –“Operación México Seguro”–, el lapso en que se han combatido a los cárteles desde los más altos niveles del gobierno ha sido aún mayor.

Puedo entender el argumento de Calderón de que él no tenía de otra más que enfrentar a los grandes delincuentes con toda la fuerza posible.

El problema es que el esquema de lucha que se eligió no ha arrojado los resultados deseados. Y no hay otra forma de evaluar a los políticos y a las políticas públicas que a través de los resultados.

Para comenzar, México no es más seguro después de una década. Y la fuerza que ha cargado con el mayor peso en este combate –el Ejército y la Marina– se nota verdaderamente desgastada.

Esta semana, el secretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos, ha hecho un nuevo llamado, con justa razón, para “determinar las circunstancias y condiciones para el empleo de las Fuerzas Armadas en tareas de Seguridad Interior”.

Más allá de que la violencia provocada por la actividad de la delincuencia se mantiene en niveles inaceptablemente altos (50 asesinatos diarios, en promedio, de los cuales más de la mitad puede atribuirse al crimen organizado), el Estado mexicano e incluso muchos especialistas han fallado en la identificación de las causas del problema.

No es que sea un alivio, pero se trata de una ineficacia en el diagnóstico que se reproduce a nivel internacional.

En su Informe sobre la situación mundial de la prevención de la violencia 2014, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), seis de cada diez países del mundo “no tienen datos que puedan utilizarse sobre homicidios en las fuentes de registro civil o de estadísticas vitales”.

El mismo PNUD ha revelado que es incorrecta la concepción de que la violencia criminal en América Latina –una región que tiene una escalofriante tasa de 28.5 asesinatos por cada 100 mil habitantes– se debe exclusivamente a la pobreza y la desigualdad que caracterizan también al subcontinente.

“Tomadas por separado y al menos a nivel nacional, la pobreza, la desigualdad de ingreso y el desempleo no parecen explicar satisfactoriamente los niveles de inseguridad en la región”, dice otro reporte del PNUD, el Informe Regional de Desarrollo Humano 2013-2014. Seguridad ciudadana con rostro humano: diagnóstico y propuestas para América Latina.

“Por el contrario –abunda el documento–, el crimen ha aumentado en un contexto regional de crecimiento dinámico y mejoras notables en indicadores sociales. Entender esta particularidad requiere aceptar que la violencia y el crimen no tienen explicaciones simples”.

¿Cuáles son las razones para que dos de las entidades más ricas del país, Guanajuato y el Estado de México –incluso municipios urbanos con gran empuje económico, como León y Naucalpan–, estén viviendo una crisis de inseguridad que hace peligrar incluso a las personas que cumplen con la ley por el solo hecho de usar el transporte público?

En la visión del PNUD, la población vulnerable que ha logrado salir de la miseria y tiene a la vista los satisfactores de la sociedad de consumo, pero no alcanza a hacerse de ellos porque carece de un empleo que le permita ahorrar o acceder al crédito es la más propensa de recurrir al delito y a la violencia.

Leer nota completa:

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Nuestra realidad ante la “era Trump”

Fuente: Mario Luis Fuentes

trump_1x05 de Diciembre de 2016. La llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos de América constituye una amenaza, no al capitalismo como sistema de producción, en todo caso, su triunfo puede ser leído, sobre todo ante los anuncios de los nombramientos que hará una vez que asuma el cargo, como una anomalía histórica de la que hoy vastos grupos de interés buscan beneficiarse y colocarse detrás de este oscuro personaje para beneficiarse y orientar sus decisiones para su beneficio.

En este contexto, quizá lo más difícil de explicar en toda su complejidad son las razones de por qué el discurso racista, xenófobo, misógino y clasista de Trump tuvo un eco tal que le permitió alcanzar la configuración de votos necesaria para lograr la representación suficiente y obtener el triunfo en el Colegio Electoral.

En el ámbito económico, la idea de Trump y de los grupos de poder que hoy lo respaldan parece clara: la inversión productiva debe mantenerse en su país; la racionalidad parece también clara: Estados Unidos de América ha entrado en una acelerada fase de “desindustrialización” que puede poner en riesgo su predominio económico en el futuro.

¿Cuál es el argumento de fondo? El modelo de globalización vigente busca producir en los territorios con mayores “ventajas competitivas”, es decir, donde hay mano de obra relativamente calificada, pero a la cual se le pueden pagar salarios entre ocho y 20 veces menores a lo que se paga en los países ricos.

En esa lógica, la exigencia norteamericana de generar tratados de libre comercio por todos lados se centró en la eliminación de aranceles a productos provenientes del exterior (que en una gran cantidad no eran productos terminados), es decir, enviaron su capital a producir en “economías intermedias”, a las que se forzó a liberalizar sus economías, y a venderle a EU productos elaborados a bajo costo, financiados con su propio capital.

Las consecuencias, desde la perspectiva de los grupos aliados de Trump, es simple: “Se llevaron los empleos de los americanos a otra parte”, y de ahí el tono amenazante que sigue utilizando, el último contra la empresa Rexnord, a la que advirtió el día viernes que, de mudarse a Nuevo León, en México, “pagaría las consecuencias; ya no más”, sentenció.

La racionalidad que está detrás de tal postura pareciera simple: “Si producimos la mayoría de lo que el país necesita aquí mismo, ¿para qué queremos el modelo de libre comercio como se encuentra ahora?”

Lo anterior no explica, sin embargo, el sustento popular de Trump, porque una cosa es llamar a una nueva forma de crecer, haciendo énfasis en los efectos de la liberalización a ultranza, y otra muy distinta es generar chivos expiatorios con base en el ya mencionado discurso de odio que ha desplegado y promovido desde su campaña.

 

@Mariolfuentes1

 

Leer nota completa: excelsior.com.mx/opinion/mario-luis-fuentes/

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

La década sangrienta

Fuente: Jesús Silva-Herzog Márquez | Reforma

cowboy_jim_105 Dic. 2016. Hace diez años comenzó una guerra innecesaria y costosísima. Ha cubierto de luto y de miedo al país. No hemos salido de ella. Ha esparcido la violencia, ha trivializado la crueldad. Fue una guerra elegida por el presidente Calderón en los primeros días de su gobierno. No tenía un diagnóstico claro del problema. Tampoco conocía los recursos con los que contaba. Para afirmar su poder, optó por la guerra. No fue una guerra impuesta por las circunstancias, fue una guerra de elección. No quiero decir que haya sido un capricho, digo que fue un error descomunal. Es indudable que, a finales del gobierno de Vicente Fox había focos rojos en el país. La política de Felipe Calderón tuvo a bien multiplicarlos. Lejos de resolver el problema, se empeoró gravemente; lejos de debilitar al enemigo del Estado, a quien se debilitó fue al Estado y quienes se fortalecieron fueron las bandas criminales. ¿Alguien podría negarlo?

Cuando Felipe Calderón asumió la Presidencia, el país alcanzaba la cifra más baja de homicidios desde que éstos se cuentan. Eran, objetivamente, tiempos de paz. Hoy los recordamos con nostalgia. No desconozco lo que sucedía en estados como Michoacán. No niego que era necesario actuar para recuperar el poder e incluso la presencia del Estado en distintas zonas del país. Pero la forma en que se actuó agudizó el mal. Tras su largo sexenio y después de que su estrategia se ha prolongado con la nueva administración, los resultados de esa política son terribles: una elevación extraordinaria de homicidios y extorsiones, una crisis profunda de derechos humanos, miles de desplazados por la violencia, un ejército envenenado que pierde legitimidad a medida que sigue encabezando una guerra sin estrategia.

Diez años de retroceso moral. Así debe entenderse este ciclo que inauguró el arrebato castrense de Felipe Calderón. Los actos políticos, aun aquellos que se fundan en las mejores intenciones, pueden llegar a carcomer los principios elementales de la convivencia. La enseñanza de estos diez años es que el crimen ofrece fama y no castigo; que la violencia es la forma más sencilla de resolver un problema. El político conservador que no dejaba de pontificar sobre la vía bélica al Estado de Derecho contribuyó a la más profunda regresión moral en el país de la que tengamos memoria. El fracaso en el que sigue empeñado el gobierno actual tiene esa dimensión inconmensurable, tal vez metafísica: el mal se vuelve políticamente aconsejable cuando el Estado se somete a valentonadas sin estrategia.

Es necesario volver a decirlo hoy, cuando las corruptelas del presente nos llevan a olvidar los terribles errores de juicio del pasado reciente. Tras la guerra declarada por Felipe Calderón, somos un país más violento, más inhóspito, más sangriento, más bárbaro. Los defensores de la opción militar aseguran que la violencia antecede a la decisión del 2006. No es cierto. A fines del gobierno de Vicente Fox se presentaron crímenes de una extraordinaria violencia e inusitada publicidad pero hoy los vemos como hechos auténticamente aislados. Tras la declaratoria de guerra, esos hechos dejaron de ser aislados para extenderse y repetirse por todo el país. Ahí están los números para quien quiera consultarlos. Lo ha dicho atinadamente Jorge Castañeda desde un principio: la violencia del país fue consecuencia de la estrategia calderonista. No al revés.

@jshm00

 

Leer nota completa:  reforma.com/aplicacioneslibre/

Publicado en Cultura de la Legalidad, Gobierno | Deja un comentario

La oportunidad de la fiscalía

Fuente: Ana Paula Ordorica | Excelsior

scale_1x02 de Diciembre de 2016. Me había llamado la atención la velocidad a la que fue ratificado Raúl Cervantescomo nuevo procurador tras la salida de Arely Gómez. Esto porque era evidente que el último procurador sería el primer fiscal general con un encargo transexenal de nueve años con el cual trabajará quien suceda a Peña Nieto en Los Pinos.

O sea que Cervantes no sólo se convertía, en ese momento, en procurador, sino también en la persona encargada de que hiciera justicia una vez saliendo Peña Nieto de la Presidencia hacia él, los suyos y los que llegaran en el 2018.

Tarea titánica y muy cargada políticamente en un país cansado de la corrupción e impunidad y la falta de justicia.

Pero se ardió Troya entre partidos de oposición y organismos de la sociedad civil y, finalmente, el Presidente se vio obligado a enviar una iniciativa para eliminar el pase automático de procurador a fiscal. Una decisión que no debió haber sido sencilla para el Presidente, pero que, sin duda, es ingrediente necesario para que tengamos una Fiscalía General que realmente ataque la corrupción.

Ingrediente necesario, mas no suficiente, como dirían los economistas. Estamos ante la oportunidad enorme de poder cambiar la manera como se hace justicia en nuestro país. El propósito de la nueva fiscalía es que la mudanza de la Procuraduría General de la República deje atrás los vicios tan grandes que hemos arrastrado históricamente y que dejan sin posibilidad de que tengamos un verdadero Estado de derecho en México.

Para ello, es necesario que la mudanza sea hacia un edificio completamente autónomo del Poder Ejecutivo, tanto a nivel federal para la Fiscalía General, como a nivel estatal, para las fiscalías locales.

Es el momento y la oportunidad para que se dé una reingeniería profunda a la institución de procuración de justicia y transformar así la estructura ineficaz, obsoleta y autoritaria de investigación criminal que hoy tenemos en una versión autónoma encabezada por un profesional en la materia.

@AnaPOrdorica

 

Leer nota completa: excelsior.com.mx/opinion/ana-paula-ordorica/

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario