El poder de la gente 
es más grande…

En el mundo hay ejemplos de la fuerza que tienen los ciudadanos despiertos, conscientes, unidos y activos.

Fuente: Armando Regil Velasco / El Economista

etapaspciLos mexicanos estamos aprendiendo a vivir en democracia. Cada día somos más los ciudadanos que, más allá de estar indignados por el abuso y las mentiras de muchas autoridades, estamos dispuestos a participar, a proponer, a incidir.

En el 2014, los jóvenes que integramos la red Un Millón de Jóvenes por México decidimos acercarnos a un grupo de senadores que creyeron en lo que proponíamos: la posibilidad de tener una ley de iniciativa ciudadana que abriera las puertas para que cualquier organización de la sociedad civil pudiera proponer iniciativas de ley en el Congreso.

No fue fácil lograr que se modificara un dictamen lleno de errores que estaba destinado a no funcionar. Fueron meses en que jóvenes de todo el país insistimos y presionamos desde Twitter hasta lograr que se modificaran siete artículos de la ley para que la iniciativa ciudadana realmente funcionara.

Hoy esta herramienta está a prueba. La Iniciativa Ciudadana Ley 3de3 (para transparentar (1) declaración patrimonial, (2) declaración de intereses y (3) declaración fiscal) es el vehículo para movernos hacia un México más transparente, el canal para poder exigir y vigilar, para llamar a cuentas a los servidores públicos que durante tanto tiempo han vivido y se han enriquecido a costa de los mexicanos. México no es un país pobre sino un país empobrecido por la corrupción sistémica que lentamente ha ido gangrenando la mayoría de nuestras instituciones.

@armando_regil

Nota completa: http://eleconomista.com.mx/foro-economico/2016/02/09/poder-gente-mas-grande

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

El Papa Francisco obligado a hablar de política

Fuente: Hugo Páez / La Teoría del Caos

papafcoSeguramente no necesita sugerencia de un ateo, ni permiso de jacobinos, pero no encuentro otro elemento en el perfil de Francisco que una vocación de líder político “La máxima autoridad moral del mundo”, me dice el Cardenal Norberto Rivera Carrera.

No habrá silencios, el Pontífice navega sotavento en una cruzada contra la violencia, el narcotráfico, el crimen, la corrupción que encuentra muros en el Congreso mexicano y exige 120 mil firmas ciudadanas para ser tomada en cuenta, también contra el confort tolerante, la opacidad, la pederastia, la violación a los derechos humanos. En resumen esos “pedazos de guerra que libra México” mencionados por Jorge Bergoglio en entrevista para Notimex.

Pero no son pocas las voces de resistencia, ven a la aldea global y el derrumbe de límites culturales como amenaza, amén del rechazo a una ética universal.

El blindaje de un presunto nacionalismo ha servido de impunidad, igual que la autonomía de los gobernadores mexicanos, sin embargo se gasta poco a poco en el tiempo, y en esos saltos de la historia son imprescindibles las voces como la de Francisco para dar dimensión global a la denuncia.

Es necesario madurar para asumir la realidad sin rasgarnos, la tormenta económica en puerta nos obliga a otra prueba y será oportunidad para la guerra de reproches e insidias. Todos contra todos.

@hugopaez

Nota completa: http://hugorenepaez.blogspot.mx/2016/02/el-papa-francisco-obligado-hablar-de.html?m=1

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Los ninis: herida abierta en América Latina

Fuente: Francisco Guerrero Aguirre / Excélsior

arruinUna nueva generación se destaca en las sociedades latinoamericanas, la de los ninis, jóvenes que ni estudian ni trabajan. A pesar del sólido desempeño hemisférico en la última década, con un crecimiento económico aceptable y una reducción marginal de la pobreza, la proporción de este sector creció en un entorno de desconfianza en la política y en el efecto reparador que deberían tener los procesos electorales. Según el informe del Banco Mundial, Ninis en América Latina: 20 millones de jóvenes en busca de oportunidades (2016), uno de cada cinco jóvenes de la región, entre los 15 y 24 años de edad, vive en esas condiciones; 60% de los ninis proviene de hogares pobres o vulnerables, localizados en la parte inferior de la distribución del ingreso; 66% son mujeres.

Esta condición convierte a los jóvenes en el blanco perfecto de la marginalidad e inequidad. Como puede constatarse en muchos países de la región, esta situación de exclusión permanente aumenta el riesgo de problemas asociados con la violencia y desintegración social. La desigualdad en la distribución del ingreso, el desarrollo institucional débil y la fuerte presencia del crimen organizado nutren este patrón en América Latina.

Hartos de su situación, miles de jóvenes han decidido exigir un futuro con más oportunidades. El mundo y la región han presenciado el aumento de movimientos de protesta política y social que reclaman educación, trabajo, libertad y justicia redistributiva. Un sentimiento de desesperanza se apodera de los barrios más pobres polarizando con mayor fuerza a sociedades de por sí divididas.

La educación debería ser el eje fundamental para mejorar la inserción de los jóvenes en el mercado laboral. Más allá de la retórica de siempre, urge una verdadera “revolución educativa” que los forme como personas completas. Es por ello que mejorar el acceso y la calidad de la educación, pilar básico para el desarrollo económico y social, así como concientizar a la sociedad de los beneficios propios de ella, debe ser el punto de partida para contrarrestar este fenómeno.

@pacoguerreroa65

Nota completa: http://www.excelsior.com.mx/opinion/francisco-guerrero-aguirre/2016/02/10/1074158

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

#3de3: las puertas de par en par

Fuente: Alberto Begné Guerra / Excélsior

Captura de pantalla 2016-02-02 a las 22.37.58Una democracia sin ciudadanía es como un pueblo fantasma. Un espacio vacío, sin vida, dominado por los espíritus del pasado o, en algunos casos, sometido a la voluntad sin límites de quienes se adueñan de su destino sin encontrar resistencia. La democracia es una construcción ciudadana, un lugar poblado, una plaza pública donde el poder y la sociedad forman una simbiosis indisoluble, cuyas vidas se retroalimentan y acompañan porque no pueden subsistir separadas, sin una relación estrecha y dinámica. El gran desafío de una democracia joven, como la nuestra, radica precisamente en la capacidad de construir ciudadanía: hombres y mujeres en pleno ejercicio de sus derechos y libertades, a la vez autónomos y responsables, críticos y participativos, integrantes activos de su comunidad, tanto en los grandes temas de la agenda del país como en los asuntos que más afectan su vida cotidiana.

En las últimas dos décadas avanzamos mucho en el terreno de la democracia electoral, a través de normas, instituciones y procesos que han permitido la celebración de elecciones competidas y, con ellas, el despliegue de la pluralidad y la práctica de la alternancia. Esto permitió, a su vez, legitimar la integración de los poderes públicos. Sin embargo, hemos avanzado muy poco en la democratización de su ejercicio, lo que significa legalidad, racionalidad, transparencia y rendición de cuentas. Esta debilidad esencial produce un círculo vicioso que, además de cerrar los canales entre la sociedad y el poder, contamina cada día más los procesos electorales —donde más habíamos avanzado— a través de las desviaciones de gobiernos, partidos y candidatos en contiendas marcadas por graves violaciones a la ley, poniendo en riesgo toda la construcción democrática.

La vía para superar estas debilidades estructurales pasa necesariamente por la democratización del ejercicio del poder, lo cual implica generar las condiciones para la formación de ciudadanía. El Informe País sobre la Calidad de la Ciudadanía en México, elaborado por el IFE (ahora INE) y El Colegio de México, en 2014, como otros estudios sobre cultura democrática y legalidad, muestra con claridad la raíz del problema: la gran mayoría de los mexicanos considera que las leyes y las instituciones son instrumentos al servicio de los intereses particulares de quienes tienen el poder político o económico para usarlas en su beneficio. En el centro de estas percepciones están la corrupción y la impunidad, empezando por las altas esferas del poder político y empresarial. No les falta razón.

Nota completa: http://www.excelsior.com.mx/opinion/alberto-begne-guerra/2016/02/09/1073888

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

El reinado de la impunidad

Fuente: Mario Luis Fuentes / Excélsior

impunidadCrimen y castigo es, como lo han descrito numerosos críticos literarios, una obra maestra de Dostoievski. Su personaje central, Raskólnikov, encarna una complejidad psicológica que sitúa al lector siempre en una tensión que va de la indignación hasta la simpatía. El problema de fondo de la novela no es otro sino el dilema de nuestros días: cómo acceder a la justicia cuando se es pobre; cómo romper con la trampa de la desigualdad, si una de las pocas opciones que deja la sociedad es la comisión de un crimen; cómo ayudar a los que uno quiere a superar la adversidad en una sociedad que reduce las alternativas al ámbito de la sumisión y la renuncia a buenas dosis de libertad y dignidad.

Podría decirse que una buena síntesis de la obra se encontraría en el siguiente pasaje: “¿Acaso no es cierto —le interrumpió Raskólnikov con voz trémula de cólera, pero llena a la vez de un júbilo hostil— que usted dijo a su novia, en el momento en que acababa de aceptar su petición, que lo que más le complacía de ella era su pobreza, pues lo mejor es casarse con una mujer pobre para poder dominarla y recordarle el bien que se le ha hecho?”

Un marco de referencia como el que se comenta debería ser el telón de fondo desde el cual debería leerse el recientemente presentado Índice Global de Impunidad, porque si hay un espacio en el que se expresa la impunidad y desigualdad en el acceso a la justicia, es precisamente el de la violencia que se ejerce cotidianamente en contra de las mujeres y las niñas.

Son ellas quienes menos denuncian los crímenes de que son víctimas, y son ellas también quienes siguen siendo invisibilizadas en las estadísticas oficiales relativas a la violencia sexual, económica, sicológica y física; y todo ello porque no existen las condiciones estructurales para el acceso a la protección institucional del Estado.

Debe insistirse en el hecho de que uno de los bienes sociales más lastimados y negados a millones de personas en el país se encuentra precisamente en la imposibilidad de acceder a la justicia del Estado. No es un reduccionismo más: hoy en México la justicia ni es imparcial ni expedita ni restauradora del tejido social.

@ML_fuentes

Nota completa: http://www.excelsior.com.mx/opinion/mario-luis-fuentes/2016/02/08/1073688

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

A legislar sobre mariguana medicinal

Fuente: Cecilia Soto / Excélsior

marihuanamEsta semana el Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática presentará en el Pleno de la Cámara de Diputados la iniciativa de reforma a la Ley General de Salud en materia de uso terapéutico de la mariguana, que le fuera entregada por el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, el 17 de diciembre pasado.

No se trata de una adopción en automático de esa iniciativa. Por el contrario: tanto en la Asamblea Legislativa como en las cámaras de Diputados y de Senadores, legisladores del PRD han presentado iniciativas críticas a la regulación prohibicionista de la cadena producción-comercialización-consumo de la mariguana.

Pero, en esta ocasión, la propuesta tiene la virtud de ser resultado de un amplio proceso de reflexión y debate generado entre especialistas en el tema de salud pública, procuración de justicia y académicos, cuya figura más pública es el exrector de la UNAM Juan Ramón de la Fuente y de cuyo consenso participa el propio jefe de Gobierno. El proyecto busca reformar dos artículos de la Ley General de Salud, el 237 y el 245.

Uno de los párrafos dice así: La propuesta de Reformas a la Ley General de Salud comprende  la supresión de la prohibición contenida en el artículo 237 a la importación, portación, prescripción médica, suministro y utilización de medicamentos que contengan extractos de cannabis sativa, indica y americana o “cannabinoides sintéticos de uso clínico” y la mención de que queda exceptuada de la prohibición la importación de tales medicamentos”. Por su parte, la reforma al artículo 245 reclasifica a la cannabis y al tetrahidrocannabidol, THC, de sustancias prohibidas a sustancias reguladas.

Como bien señala el investigador del CIDE, Alejandro Madrazo Lajous, en su artículo “Costos constitucionales de la guerra contra las drogas”, además de los costos en violencia, desplazamiento forzado de ciudadanos, aumento desmedido en el presupuesto destinado al combate al tráfico de drogas, etcétera, se debe sumar el de la alteración a constituciones y leyes con el fin de favorecer y facilitar el abordaje prohibicionista que permea toda la estrategia de combate a las drogas en México.

@ceciliasotog

Nota completa: http://www.excelsior.com.mx/opinion/cecilia-soto/2016/02/08/1073689

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Corrupción y el papa Francisco

Fuente: Victor Beltri / Excélsior

metodolBergoglio sabe lo que viene a ver y sus palabras serán, sin duda, escuchadas con atención.

La visita del papa Francisco será, sin duda, uno de los acontecimientos más relevantes de los últimos tiempos en nuestro país, no sólo por el contenido espiritual de su visita sino, sobre todo, por la dimensión política del mensaje de quien nunca ha dudado en estar del lado de los desposeídos y ha fincado en ello su apostolado.

Bergoglio sabe lo que viene a ver y sus palabras serán, sin duda, escuchadas con atención —dado que también sabe de lo que habla. Para muestra, algunos fragmentos del libro Corrupción y pecado. Algunas reflexiones en torno al tema de la corrupción, de su autoría y publicado en 2005 en su natal Argentina, y en relación a los cuales más de alguno podría ponerse un saco.

Sobre la actitud que mantiene frente a los corruptos, por ejemplo: “Podríamos decir que el pecado se perdona; la corrupción, sin embargo, no puede ser perdonada. Sencillamente porque en la base de toda actitud corrupta hay un cansancio de trascendencia: frente al Dios que no se cansa de perdonar, el corrupto se erige como suficiente en la expresión de su salud: se cansa de pedir perdón.(…) Sí, la corrupción tiene olor a podrido. Cuando algo empieza a oler mal es porque existe un corazón encerrado a presión entre su propia suficiencia inmanente y la incapacidad real de auto-bastarse; hay un corazón podrido por la excesiva adhesión a un tesoro que lo ha copado”.

O la seriedad de algunos personajes con los que se entrevistará: “Y la frivolidad es mucho más grave que un pecado de lujuria o avaricia, simplemente porque el horizonte de la trascendencia ha cristalizado hacia un más acá difícilmente reversible. El pecador, al reconocerse tal, de alguna manera admite la falsedad de este tesoro al que se adhirió o adhiere… el corrupto, en cambio, ha sometido su vicio a un curso acelerado de buena educación esconde su tesoro verdadero, no ocultándolo a la vista de los demás sino reelaborándolo para que sea socialmente aceptable”.

@vbeltri

Nota completa: http://www.excelsior.com.mx/opinion/victor-beltri/2016/02/08/1073695

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

De la consigna a la iniciativa

Fuente: Jesús Silva-Herzog Márquez / Reforma

transEs importante recordar, como lo hacía Carlos Puig recientemente, que ninguno de los miembros del gabinete presidencial ha presentado su “Tres de tres”. Ninguno. Ni siquiera el secretario de la Función Pública lo ha hecho. A pesar de los escándalos, el equipo presidencial ha decidido reservarse esa información. Es cierto: no tienen la obligación jurídica de hacerlo. Sin embargo, en nuestra circunstancia, podría ser una contribución importante al restablecimiento, o tal vez sería mejor decirlo así, el establecimiento de la confianza. Tiene sentido la exigencia de esas radiografías: conocer la esfera patrimonial y la red de vínculos de quienes hablan en nuestro nombre y giran cheques de nuestra cuenta común es indispensable para fundar el decoro de las instituciones públicas. Saber con qué llegan y con qué se van. Identificar de antemano las relaciones que podrían torcer su juicio. De la misma manera que los médicos despliegan títulos y diplomas en su consultorio para mostrar las credenciales de su autoridad profesional, los funcionarios públicos deberían manifestar sus intereses y relaciones para pedir confianza. Sólo con instrumentos de ese tipo podría fundarse la confiabilidad en las instituciones públicas.

Lo que nació como una exigencia al calor de las campañas intermedias se ha convertido en germen de una ley. Transparencia Mexicana y el Instituto Mexicano para la Competitividad convocaron hace un año a los candidatos a presentar esas tres placas: patrimonio, impuestos, intereses. Si quieres nuestro voto, danos esa información. Algunos, pocos es cierto, respondieron al llamado y presentaron sus declaraciones. Quiero pensar que los electores habrán premiado el gesto de quienes apostaron por la claridad. Hoy se trata de convertir esa invitación en exigencia. Insertarla en un estatuto estricto para los servidores públicos y quienes hacen negocio con ellos. Esperar que la iniciativa venga de la clase política es pedirle peras al olmo. Por eso aquellas organizaciones junto a otras asociaciones de la sociedad civil y de la mano de especialistas reconocidos han propuesto una ley de responsabilidades administrativas que el Congreso tendrá que analizar si se suman 120 mil firmas.

La iniciativa no es solamente plausible por su contenido sino por abrir un nuevo camino a la ciudadanía. La norma propuesta ofrece precisión de los delitos que pueden cometer los servidores públicos, establece reglas que alientan la denuncia, prevé un registro público de funcionarios que han transgredido la ley y de empresas beneficiadas de la corrupción. Establece también la insignia de esta campaña: todo servidor público habrá de transparentar su patrimonio, sus impuestos y sus intereses. Además de ello, es una propuesta para transformar la indignación en inventiva. De testigos a legisladores. En ley3de3.mx puede leerse la iniciativa y el instructivo para sumarse a esa causa. Con 120 mil firmas la propuesta tendrá que ser discutida en el Congreso. La clase política se vería obligada, por fin, a terminar su indefinición y tomar partido: pronunciarse con claridad frente a esta exigencia. Esa es, a mi juicio, una de las aportaciones cruciales de esta iniciativa: ganando el respaldo necesario, la propuesta cívica pondrá en marcha el proceso legislativo. La clase política, pertrechada siempre, no tendrá más alternativa que responder a la exigencia.

@jshm00

Nota completa: http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=81619

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Recoger la toalla

Fuente: Denise Dresser / Reforma

norendirseGanas de tirar la toalla. Darnos por vencidos. Abandonar el ring. Declarar que el país no tiene remedio ni solución ni camino, ni horizonte ni salida. Aquí, ahora, el cinismo se impone sin tregua y sin salvación. A pesar de las críticas y las marchas y las movilizaciones y las investigaciones, el poder está de plácemes. Impune. Intocado. Inamovible. Paseándose en aviones presidenciales, acogiéndose en la justicia mexicana y el abrazo impune que provee, armando visitas papales cuyo objetivo es distraer, tapar, entretener. Políticos y empresarios y tantos más, gozando una corrupción que le cuesta al país 9 por ciento del PIB anual. 347 mil millones de pesos al año que van del erario a la cloaca, de nuestro bolsillo a OHL, del presupuesto a la Casa Blanca. La transa institucionalizada: el enemigo público número uno.

Sin embargo, allí siguen los mexicanos que se niegan a claudicar, a darse por vencidos, a pedir que el último que se vaya apague la luz. Los desafiantes, los propositivos, los ciudadanos de a pie. Los que creen en el imperativo -como decía Havel- de trabajar por algo solo porque es bueno y no porque va a triunfar. Los que han armado la iniciativa ciudadana #Ley3de3 con la esperanza de reunir 120,000 firmas para que el Congreso se vea obligada a debatirla, dictaminarla, votarla. A sabiendas de que la corrupción no es nada más un acto individual o aislado. Forma parte de redes de servidores públicos, de empresarios, de mexicanos acostumbrados a que México es así.

Y esas redes persisten porque las leyes han sido armadas para proteger su existencia y expansión. Por ello Virgilio Andrade pudo declarar que las acciones vinculadas a la Casa Blanca fueron “legales”. Que el conflicto de interés no existió. Que el tráfico de influencias fue inexistente. Que la primera dama compró el inmueble multimillonario con el sudor de su frente, y el Grupo Higa obtuvo contratos por su eficacia, y que Luis Videgaray pagó su casa en Malinalco con un cheque no cobrado y que todo ello era normal. Porque lo que hicieron forma parte de un fenómeno sistemático, enraizado, con reglas informales aceptadas.

@DeniseDresserG

Nota completa: http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=81621

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Yo #YaFirmé la #Ley3de3, hagámoslo todos

Una docena de organismos de la sociedad civil redactó una iniciativa de ley necesaria para poder castigar a las autoridades y a los privados que se involucren en actos de corrupción. Para que la iniciativa sea discutida en el Congreso se necesitan 120 mil firmas autógrafas con datos detallados de la credencial de elector de los firmantes. Yo #YaFirmé y aquí explico qué es y el porqué la apoyo.

Fuente: Viridiana Ríos / Excélsior

Captura de pantalla 2016-02-02 a las 22.37.58La presentación de la #Ley3de3 me entusiasma. Refleja que la sociedad mexicana no sólo está harta e indignada, sino también está lista para actuar. La indignación es sólo una versión sofisticada de la apatía, la acción es el trabajo duro que requiere el cambio. Muera la indignación, larga vida a la acción.

La #Ley3de3 es mucho más que sólo propone hacer obligatorio que los funcionarios presenten declaraciones de (1) impuestos, (2) intereses y (3) patrimonio. Todo su contenido y el formato para firmarla están disponibles enwww.ley3de3.mx. Su nombre oficial es Iniciativa Ciudadana de Ley General de Responsabilidades Administrativas y es una de las dos leyes necesarias para regular el funcionamiento del Sistema Nacional Anticorrupción que se aprobó el año pasado. Establece los parámetros básicos para saber qué es corrupción, a qué están obligados los servidores públicos, y cómo deben comportarse; establece directrices de acción para las más de 96 instituciones que actualmente se dedican a la lucha contra la corrupción, en los tres niveles de gobierno, así como los procesos especiales para proteger y premiar a los que denuncian actos de corrupción.

Firmar la #Ley3de3 es abrir la puerta a que se discuta qué queremos llamar como corrupción, sin que los partidos determinen las reglas de la discusión. Y es que la ley, abre la puerta a discutir, al menos, cuatro aspectos que, seguramente, los corruptos no quisieran que fueran discutidos:

1. La ley, abre la puerta a discutir si los equipos de transición deben ser sujetos a los mismos requerimientos que los servidores públicos. Es prioritario que se pueda determinar qué es y quién integra un equipo de transición a fin de que se eviten cacerías de brujas.

2. La ley, abre la puerta a discutir si queremos crear una distinción de “empresas íntegras” (empresas que siguen buenas prácticas internacionales anticorrupción) de forma que los gobiernos puedan preferirlas como proveedoras. Es importante discutir cómo lograr que la clasificación de empresa íntegra no conlleve muchos trámites porque ello podría desnivelar el terreno de juego en favor de las empresas grandes con personal para lograrlo.

3. La ley, abre la puerta para discutir si queremos crear una “lista negra” de funcionarios que han sido sancionados por actos de corrupción.

4. La ley, abre la puerta a discutir si queremos que los denunciantes puedan apelar la decisión de cerrar el caso y la decisión final del tribunal: discutiremos, también, si se debe incentivar la denuncia contra la corrupción permitiendo que el denunciante se quede con parte de los bienes recuperados como recompensa. Podremos discutir los incentivos que queremos crear.

@Viri_Rios

Nota completa: http://www.excelsior.com.mx/opinion/viridiana-rios/2016/02/07/1073565

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario