Sin participación, no se avanza.

Fuente: Rafael Ibarra Farfán /MUCD

partciuDe acuerdo a la Encuesta Nacional de Cultura y Práctica Religiosa en México (2013), elaborada por el Imdosoc A.C[1], en nuestro país sólo 5 de cada 100 personas participan en alguna organización social; éste hecho resulta terriblemente descorazonador si consideramos que la misma encuesta señala que dentro de los temas considerados como “problemas que la Iglesia ayuda a resolver”, en los lugares 7 y  8 aparecen la Paz y la Seguridad.

La poca participación social, devela el desinterés de la ciudadanía por los asuntos públicos y de bienestar comunitario, a la vez que aumenta la necesidad de que existan líderes que a cualquier precio solucionen los problemas de inseguridad, injusticia e ilegalidad que aquejan al País.

La apatía social alienta la desconfianza, la indiferencia y la agresividad[2], por ende se debilita el tejido social y el Estado de derecho, apareciendo la impunidad efecto de la desigualdad y corrupción[3].

Lo anterior nos debe invitar a la reflexión: ¿Acaso los ciudadanos no somos parte del problema? ¿Nuestro país es responsabilidad de quién(es)? ¿Sólo de unos cuantos? ¿Sólo de quienes prometen y no cumplen? ¿O será que…?

La construcción de un México en Paz[4] es responsabilidad de todos los mexicanos, por esa razón es necesario un llamado a ser protagonistas[5] de nuestra realidad; responsabilizar a otros y evitar el propio compromiso nos condena a una vida con inseguridad, corrupción, injusticia e impunidad.

No queremos muertes, sangre, desaparecidos, dolor, vergüenza[6], corrupción impunidad e injusticia; necesitamos de la participación ciudadana, de la generación de capital social, del compromiso de muchos para transformar positivamente los entornos sociales y exigir instituciones confiables…

El padre Giussepe “Pio” Puglisi decía “No tengo Miedo de las palabras de los violentos, sino del silencio de los honestos”.

Por ello, hacemos un llamado a los honestos: ¡Hablen!  ¡Manifiéstense¡ ¡Comprométanse!    El 5% de los mexicanos que sí participamos los necesitamos.

El país es de todos, cada acción por minúscula que sea aporta a la gran trasformación que merecemos.

Rafael Ibarra Farfán.
Coordinador de Enseñanza
Programa Cultura de la Legalidad.
Mexico Unido Contra la Delincuencia A.C.


[1] Encuesta creer en México, Imdosoc. 2013 http://www.encuestacreerenmexico.mx/index.php#content5

[2] ¡Sin confianza y participación no se avanza!    Conferencia del Episcopado mexicano. Comunicado  16 de abril del 2015.  http://www.cem.org.mx/contenido/606-sin-confianza-y-participacion-no-se-avanza-mensaje-obispos-2015.html

[3]Centro de Estudios sobre Impunidad y Justicia. Índice Global de Impunidad 2015. Reporte ejecutivo. http://www.udlap.mx/cesij/resumenejecutivo.aspx

[4] Campaña #Por1MéxicoEnPaz http://www.por1mexicoenpaz.cepcom.org.mx/

[5] ¡Construyamos el México que necesitamos!.  Mensaje de los obispos de México en ocasión del proceso electoral 2015  21 de abril del 2015. http://www.cem.org.mx/contenido/613-construyamos-el-mexico-que-necesitamos-proceso-electoral-2015.html

[6] ¡¡BASTA YA!! Mensaje de los Obispos de México. 12 de noviembre del 2015. http://www.cem.org.mx/contenido/487-basta-ya-mensaje-de-los-obispos-de-mexico-cem-paz-episcopado.html

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Transparencia: de las polillas a la luz

Julián Andrade / La Razón

transEl acceso a la información nunca fue sencillo. Los burócratas eran dueños de los archivos y podían utilizarlos bajo criterios que establecían ellos mismos.

Consultar expedientes podía ser un martirio y solicitar documentos una pérdida de tiempo si no existía el interés (superior) de divulgarlo.

Imperaba la opacidad y había motivos para ello, ya que una de las herramientas del viejo régimen era la de controlar las historias que podían desprenderse de las actividades públicas.

Además, no existía una cultura al respecto de la transparencia. Predominaba el reflejo del regateo y cada quien se hacía de los datos que podía, de acuerdo con su suerte o influencia.

julian.andrade@razon.com.mx
@jandradej

Nota completa: http://www.razon.com.mx/spip.php?page=columnista&id_article=259884

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

La verdad que tanto enfadó y enfada

Fuente: Diego Fernández de Cevallos / Milenio

verdadLa imputabilidad recae en personas que gozan de salud y desarrollo mentales. Los locos y los niños no han de ser tenidos por delincuentes, aunque sus conductas sean típicas y punibles, y requieran tratamientos especiales, pero la educación recibida y la cultura que posean los individuos serán los factores que con mayor fuerza determinarán sus percepciones, acciones y omisiones ante las circunstancias que les corresponda vivir.

¿Por qué padecemos actos vandálicos de encapuchados que cometen un sinnúmero de delitos?

¿Por qué en la sociedad, sobre todo “alta”, son frecuentes los abusos y trampas que violan la ley y lesionan a los demás?

Es una la respuesta: para eso fueron educados; recibieron clases y ejemplos para comportarse de esas maneras.

Nadie será criminal por ser pobre o por tener dinero. La conducta solidaria y la antisocial estarán fuertemente decididas por la educación que recibimos y por la cultura que poseemos, no por el mucho o poco dinero del que dispongamos.

¿Por qué son tan altos los índices de violencia que sufre México?

¿Por qué en los negocios y en la política son tan pocos los que honran su palabra y su firma, y hacen un genuino esfuerzo por respetar la ley?

Nota completa:

http://www.milenio.com/firmas/diego_fernandez_de_cevallos_sin_rodeos/verdad-enfado-enfada_18_511928831.html?print=1

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

PGR: ¿viejas o nuevas estrategias?

Fuente: Carlos Requena / El Economista

pgrQuien piense que el lavado de dinero y la defraudación fiscal son temas de moda o desafíos recientes derivados de la degradación moral y ética de nuestros tiempos, está muy lejos de la verdad. Desde las épocas de la antigua civilización egipcia y griega existen sistemas de recaudación que establecían sanciones contra los evasores. En aquella época podían ir a la cárcel o ser vendidos como esclavos, entre otros castigos. En la Edad Media, muchos comerciantes ideaban mecanismos para dar apariencia legítima a las ganancias ilícitas que obtenían principalmente mediante la usura, siendo quizá los pioneros de lo que hoy conocemos como blanqueo de capitales.

A lo largo de la historia, las mañas de ocultar fortunas mal habidas y de evitar dolosamente el pago de impuestos han adoptado miles de formas en todos los rincones del planeta, representando signos de pandemia con gravísimas secuelas económicas y sociales. Según el Fondo Monetario Internacional, se estima que el lavado de dinero representa entre 2 y 5% del Producto Interno Bruto mundial. Las cifras alcanzan billones de dólares, y muchos afirman que México se ha convertido en uno de los oasis de la criminalidad fiscal y financiera.

Tales prácticas delictivas adquieren cada vez más sofisticación y perfeccionamiento. Sin llegar a catalogarlas como misión imposible, es innegable que su investigación y persecución exige altísimos grados de inteligencia, conocimiento, experiencia, creatividad y, sobre todo, eficiente coordinación institucional. Pero la realidad evidencia enormes grietas por la falta de instituciones sólidas y la escasez de mujeres y hombres capaces, honorables y comprometidos con la procuración y administración de justicia.

@requena_cr

Nota completa:

http://eleconomista.com.mx/columnas/columna-especial-politica/2015/05/03/pgr-viejas-o-nuevas-estrategias

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

¿Se respetan los derechos de los niños?

Fuente: Silvia Guadalupe Garza Galván / Zócalo Saltillo

niñosEl Día del Niño se celebra desde hace 91 años en nuestro país, tradición que busca reafirmar y ejercer los derechos universales de los niños y niñas, reconozco que se han hecho grandes esfuerzos hasta el día de hoy para protegerlos, pero lamentablemente todavía no logramos que todos los niños, al menos durante este día, sean libres de cualquier tipo de abuso, esto a pesar del mensaje del secretario general de las Naciones Unidas, organización que busca velar por el bienestar de todos los ciudadanos, y quien asegura que: “Lo único que todos los niños tienen en común son sus derechos. Todo niño tiene derecho a sobrevivir y prosperar, a recibir una educación, a no ser objeto de violencia y abusos, a participar y a ser escuchado”.

Durante la semana me tocó leer un reportaje de la asociación México Unido Contra la Delincuencia, MUCD, que se titulaba ¿Cómo criar hijos(as) delincuentes? Que me puso a pensar y preguntarme  ¿En qué momento se perdió la inocencia de los niños? Dentro del reportaje se incluían menciones que son cosas que se pasan por alto cotidianamente, como el darle a los hijos todo lo que pidan o reírnos de cuando hacen alguna maldad, entre otras cosas que pasan desapercibidas, pero que se van juntando, ocasionando que al momento de crecer, creen que es normal.

hijos-malos2[1]

Nota completa: http://www.zocalo.com.mx/seccion/opinion-articulo/se-respetan-los-derechos-de-los-ninos-1430645751

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

El infierno que llamamos Ceresos

Fuente: Carlos Puig / Milenio

carcmexDebe haber muy pocos investigadores en México que sepan lo que sabe la doctora Elena Azaola sobre lo que sucede en nuestras cárceles. En ese infierno que llamamos, casi con cinismo, Centros de Readaptación Social.

La semana pasada, la doctora Azaola presentó un adelanto de una nueva investigación: “Situación de las Prisiones en América Latina”. Los resultados en relación a México son escalofriantes:

México ocupa el 6º lugar entre las cárceles más sobrepobladas del mundo. De 260 mil presos en México, apenas 51% cuenta con sentencia.

dudarazonable@milenio.com

@puigcarlos

Nota completa: http://www.milenio.com/firmas/carlos_puig/infierno-llamamos-Ceresos_18_511928833.html?print=1

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Acceso a la justicia

Fuente: Ana Laura Magaloni Kerpel / Reforma

infojEl lunes pasado, el presidente Enrique Peña Nieto se comprometió a impulsar una agenda de reformas amplia a la justicia cotidiana. Ello a propósito del informe que presentó el CIDE sobre los foros de consulta que se llevaron a cabo, en distintas entidades del país, a solicitud del Ejecutivo federal. No tengo espacio para ahondar en la riqueza y diversidad de las propuestas del informe. La pregunta es: ¿por dónde comenzar?

Muchas personas, de todos los niveles socioeconómicos, se duelen de la calidad de la justicia en México. Sin embargo, dada la necesidad de priorizar problemas, la reforma a la justicia cotidiana tendría que comenzar por derribar las grandes barreras de acceso a la justicia que padecen amplios sectores de la población que viven al margen de la protección de la ley. Es decir, los muchísimos mexicanos que ni siquiera pueden buscar la protección de la justicia frente al atropello y el abuso de otros.

Nota completa:

http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=61756#ixzz3ZAmXBZhi
@reformacom

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Gobernabilidad: ¿para qué?

Fuente: Luis Rubio / Reforma

cultuEn su exilio en París, Porfirio Díaz afirmó que “gobernar a los mexicanos es más difícil que arrear guajolotes a caballo”. Algo debe haber sabido luego de casi treinta años de intentarlo. Sin embargo, el hecho de que haya perdurado tanto tiempo y la forma en que culminó su gestión es sugerente del problema del país que no acaba de resolverse.

En su libro La política del desarrollo mexicano, Hansen dice que el sistema priista no fue otra cosa que la institucionalización del porfiriato. Fue, en realidad, una forma creativa de responder ante los problemas a los que se refería Díaz y una respuesta que le dio al país décadas de paz y algunas de desarrollo económico. Funcionó hasta que comenzó a hacer agua de manera más o menos simultánea tanto en el ámbito económico como en el político: en los sesenta el sistema llegó a sus límites y, a pesar de muchos malabares legales, constitucionales y políticos, el problema sigue ahí.

@lrubiof

Nota completa:

http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=61814#ixzz3ZAm10S5h

@reformacom

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Injusticia cotidiana

Fuente:  Adrián López Ortiz / Sin Embargo

“Hay una justicia olvidada, la justicia cotidiana, aquella que demanda la mujer a quien le niegan el divorcio, el trabajador al que no le pagan su salario, o quien no puede cobrar una deuda…”

infojEsto dijo el Presidente Enrique Peña Nieto en noviembre de 2014 y, acto seguido, encomendó al Centro de Investigación y Docencia Económicas, (CIDE) la realización de un estudio al respecto.

Pues bien, esta semana el CIDE presentó su Informe sobre Justicia Cotidiana en México. Los resultados, como se esperaba, no son agradables.

Pero, ¿qué es la “justicia cotidiana”?

Según el informe, es aquella justicia “referida a las instituciones, procedimientos e instrumentos orientados a dar solución a los conflictos que genera la convivencia diaria en una sociedad democrática”.

Nota completa: http://www.sinembargo.mx/opinion/30-04-2015/34137

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario

Mujeres invisibles

Fuente: Ricardo Raphael / El Universal

mujinvLa peor extorsión, la más infame, es aquella que se impone sobre quien padece mayor precariedad y cuando criminales y autoridades son cómplices en esa práctica; la injusticia resulta brutal.

Es el caso de la extorsión experimentada por las madres y esposas que acuden a visitar a sus parientes en las cárceles de la ciudad de México.

La asociación de autoridades, custodios e internos ha promovido un negocio multimillonario a costa del despojo sufrido por la comunidad de mujeres que frecuenta las cárceles del Distrito Federal.

Esta empresa podría significar, a precios actuales, más de tres mil 500 millones de pesos al año.

www.ricardoraphael.com
@ricardomraphael

Nota completa: http://www.eluniversalmas.com.mx/columnas/2015/04/112395.php

Publicado en Cultura de la Legalidad | Deja un comentario